Noticias

Investigadores encuentran flor endémica que se creía extinta hace casi 50 años

Fue encontrada en cordones montañosos de la Región Metropolitana, sin embargo la población de la especie de pétalos azules está amenazada por la sequía.

Investigadores confirmaron que se encontró una planta endémica chilena que se creía extinta desde hace más de 50 años.

Según informó Ladera Sur, se trata de la hierba geófita Tecophilaea cyanocrous Lyeb. (Tecophilaeaceae) de flor azul, que fue descrita por primera vez en 1862 y declarada extinta en 1973 por el botánico chileno Carlos Muñoz, quien no la había podido detectar tras varios años de búsqueda.

Fue el naturalista amateur Carlos Fonck quien la encontró en año 2014 luego de una caminata de casi 9 horas por los cordones de cerros de la Región Metropolitana.

“Tengo un ojo botánico. No soy profesional, pero tengo un buen ojo. Y dije: ‘Esto es raro y extraordinario’”, señaló Fonck, quien la fotografió entre los casi 20 ejemplares que se encontraban en un rango de menos de 100 metros cuadrados.

Al no encontrarla en los libros de botánica que tenía, se contactó con la historiadora, naturista y directora de la Fundación R.A. Philippi de Estudios Naturales, María Teresa Eyzaguirre, responsable de la investigación que halló la primera población de esta especie pero en su variedad de pétalos blancos, en 2001.

“La especie que nosotros encontramos era blanca con el borde celeste, pero la descripción original indicaba que era de color azul. Entonces, cuando Carlos encontró la planta en las cercanías de Santiago, supimos que encontró la verdadera azul, que es la especie que se describió en 1862. Fue algo muy impresionante, porque en el fondo creemos que ese es el lugar donde fue recolectada por primera vez”, señaló Eyzaguirre.

Ambos, Fonck y Eyzaguirre iniciaron un trabajo en conjunto que llevó a una investigación publicada en 2016, además de los trabajos para conservar su existencia, sobre todo por la amenaza que conlleva la seguía, los conejos y el ganado que habita el sector.

“Pensando en soluciones para protegerla, les empecé a poner a las plantas unas rejas, que eran paneras compradas en una tienda de retail. Me compré todas las paneras y las subimos para arriba. Eso fue lo que más efecto nos dio, porque olvídate cómo se han multiplicado”, relató Fonck, quien aseguró que se habían contado más de 160 ejemplares antes de la sequía y la pandemia.

Sin embargo, se mantiene la preocupación debido a la ausencia de precipitaciones en 2020, en 2021 no hubo afloramientos.

“Estoy mirando para afuera todos los días para que ojalá llueva, para que tengamos una temporada normal de floración”, sostuvo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos