Noticias

Esta dueña de funeraria vendía cabezas, espinas, brazos y piernas de los cadáveres

Una ex propietaria de la funeraria Sunset Mesa se enfrenta a una posible condena de 20 años de cárcel tras ser acusada de vender partes de cadáveres

Esta dueña de funeraria vendía cabezas, espinas, brazos y piernas de los cadáveres (Mike Wood/REUTERS)

Muchas veces, por ser lugares lúgubres y estériles para calmar a los familiares que afrontan el duelo, las funerarias son percibidas como lugares de lo macabro y bizarro, pero no siempre es el caso. Sin embargo, en la historia detrás de Megan Hess, lo es.

PUBLICIDAD

La ex propietaria de la funeraria Sunset Mesa, en Colorado, Estados Unidos, se declaró culpable de fraude postal en una corte federal y además admitió haber vendido cientos de cuerpos y partes de cuerpos ilegalmente durante ocho años.

Junto a Hess, su madre Shirley Koch, también estuvo envuelta en el turbio asunto puesto que ambas mujeres fueron acusadas de varios cargos en marzo de 2020, pero luego de esta declaración de culpabilidad, se retiraron todos los demás cargos contra Hess. Entre los cargos que tenía Hess estaban cinco cargos más de fraude postal y tres cargos de transporte de materiales peligrosos.

Vendio las partes de cuerpos para investigación

Según documentos judiciales, la empresa de Hess, Sunset Mesa usó tarifas bajas para explotar a los clientes de bajos ingresos para garantizar un flujo ininterrumpido de partes del cuerpo para vender. Junto a su madre, crearon Sunset Mesa Funeral Directors en 2010 y vendieron cuerpos y piezas para investigación durante ocho años, sin tomar en cuenta los deseos de sus clientes con respecto al familiar fallecido.

La mujer de 45 años también admitió que a través de su funeraria estafó al menos a una docena de familias que buscaban servicios de cremación para familiares fallecidos y en lugar de incinerar los cuerpos se dedicaba a la venta de cadáveres.

Dentro de las pieza que Hess extrajo se listaban cabezas, espinas, brazos y piernas que luego vendió con fines de capacitación quirúrgica, así como otros fines educativos, lo que es algo que no se encuentra regulado por la ley federal estadounidense, aunque, hay que recordar que la venta de un corazón, un riñón o tendones para trasplante es ilegal en Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último