Noticias

Alejandra Matus comparte profundo relato sobre la crisis en La Red: “¿Hay una mano negra? No lo sé”

“No es que la línea editorial hundió La Red”, manifestó la destacada periodista.

La periodista Alejandra Matus reveló que junto a otros trabajadores de La Red, ya lleva tres meses sin sueldo de parte del canal.
Alejandra Matus. Fuente: Instagram.

La destacada periodista Alejandra Matus, quien irrumpió como uno de los principales rostros del canal La Red en los últimos meses, compartió un profundo relato sobre la crisis que está atravesando dicha estación, cuyos trabajadores ya llevan casi dos meses en paro por distintos incumplimientos por parte de la empresa.

PUBLICIDAD

“En diciembre de 2021 comenzaron los primeros atrasos con las personas que estábamos a honorarios. Simultáneamente, por el lado de los trabajadores contratados, se enteraron que el canal no estaba pagando cotizaciones ni los créditos con cajas de compensación que se descuentan por planilla. En marzo se atrasaron con los sueldos de los contratados. Nuestros pagos comenzaron a tener retrasos de más de un mes. Y en mayo o junio, comenzó el paro. Ahí se gestó la sensación de que no era solo un atraso. Estaba pasando algo. Pero no había información. Víctor Gutiérrez (exdirector ejecutivo, renunció en ese momento) no estaba en Chile”, expresó Matus en “DF MAS”.

En ese contexto, la reconocida periodista manifestó que “hubo un pésimo manejo de los recursos humanos, en el sentido de mantener informados a los trabajadores. Este equipo se armó a propósito de crear una nueva línea editorial más amplia, fiscalizadora del poder. Aparte de nuestros ingresos, nos interesaba mantener estos espacios. Pero no teníamos interlocutores. No había forma de saber si las dificultades financieras eran del minuto, si tenían que ver con el programa o no. Eran preguntas que todavía siguen abiertas. Empezó a existir una sensación de que los problemas no eran circunstanciales, sino que era una crisis grave”.

Además, comentó que “yo no quería hablar públicamente porque no quería arrogarme representatividades que no tengo. No soy dirigente sindical, no soy parte de un gremio. Pero me parece que a esta altura, la incertidumbre es tan grande que da la impresión de que el proyecto, sea cual sea la solución, está muerto”.

“De abril a la fecha han existido pagos parciales. A los trabajadores contratados les han pagado más meses que a los honorarios. A los primeros les deben junio y a nosotros mayo, junio y próximamente julio. Pero si bien se han pagado algunos sueldos, no se han pagado cotizaciones ni otras prestaciones”, agregó.

“No hubo problemas de avisaje”

En sus descargos, Alejandra Matus sostuvo que “me parece que no hubo problemas de avisaje. En ‘Pauta Libre’ teníamos dos o tres pausas largas con publicidad. Es cierto que en algún momento alguien dijo que no pondría un aviso por la emisión de ‘La Batalla de Chile’, pero no fue una corrida de todos. ‘Pauta Libre’ no fue un ejercicio de generosidad editorial en el sentido de querer transmitir un programa sin publicidad. Teníamos mucha publicidad y mucho rating. Así que desde el punto de vista comercial me parece que era una apuesta sostenible. No es que la línea editorial hundió La Red, yo no comparto esa posición”.

Por lo dicho, la autora de “El libro negro de la justicia chilena” expuso que la crisis de La Red “me afecta desde variadas perspectivas. Por un lado me afecta que haya terminado de una forma imprevista. Es una cosa jabonosa, que uno no sabe. Y la gente te hace preguntas que uno no sabe responder: ¿Hay una mano negra? No lo sé. ¿Se robaron algo? No lo sé. Entonces llevo tres meses sin saber qué es lo que pasó y qué es lo que va a pasar. Y eso es muy desgastante desde el punto de vista emocional y también muy perturbador desde lo profesional, porque uno quisiera tener esa respuesta para dársela a la audiencia. Porque tenemos un compromiso con ellos. La misma transparencia que le pido a los demás debo ser capaz de poder darla yo misma”.

Por otro lado, quien fuera panelista de “Pauta Libre” explicó que “no he terminado mi vínculo con La Red porque todavía tengo esperanzas de que se solucione y porque nadie me ha echado. El miedo de que vuelva a ocurrir un retraso de los pagos no se me va a ir nunca. Ya tengo 56 años y estoy aquí otra vez. Me quedan tres años para jubilar y estoy en la misma. Soy un caso perdido. Ya no voy a llegar a un lugar y diré ¡aquí viene la estabilidad! No”.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último