Noticias

Putin firma ley que prohíbe propaganda LGBTIQ+ en Rusia con multas de hasta 143 millones de pesos

Proyecto del mandatario ruso, que castiga la “propaganda de relaciones no tradicionales”, fue criticado por movimientos de minorías sexuales y Amnistía Internacional.

El presidente ruso firmó este lunes la nueva ley que restringe y castiga a quienes promocionen y publiciten en Rusia las relaciones sexuales entre personas de la comunidad LGBTIQ+.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó este lunes una nueva y más restrictiva ley que prohíbe y sanciona en su país con millonarias multas económicas a quienes realicen “propaganda de relaciones sexuales no tradicionales” en medios de comunicación, Internet, publicidad, literatura y cine.

Las autoridades locales, que aseguran que la reforma está justificada por la necesidad de combatir lacras como la pedofilia, han expandido la lista de informaciones cuya difusión pasa a estar prohibida, como la “propaganda de relaciones sexuales no tradicionales o información que pueda inducir a los menores a solicitar un cambio de sexo”.

Según informaron diversas agencias noticiosas internacionales y locales, la nueva normativa aprobada por el mandatario ruso establece multas que van desde los 100 mil rublos (poco más de un millón 430 mil pesos al día de hoy) a los 10 millones de rublos ($143 millones) por “violar la legislación”, que supone desde ya un “importante endurecimiento” de la ley que regía en la actualidad, puesto que ahora las restricciones no sólo serán aplicadas a menores de la comunidad LGBTIQ+, sino que se ampliarán a la “propaganda” que se dirija a “personas adultas”.

Las nuevas restricciones de Vladimir Putin

En palabras de los medios informativos, la nueva ley rubricada por Putin considera propaganda de orientación LGBTIQ+ a toda aquella “difusión de información o acciones públicas dirigidas a la formación de actitudes sexuales no tradicionales, su atractivo y de ideas distorsionadas de la equivalencia social de las relaciones sexuales tradicionales y no tradicionales”.

La nueva normativa impulsada por Putin, fuertemente cuestionada y criticada esta jornada por asociaciones de defensa a las minorías sexuales y organizaciones de defensa de los derechos humanos, como Amnistía Internacional, que han afirmado que esta legislación “aumentará la homofobia con el permiso del Estado ruso”, recibió el inmediato respaldo de parte del regulador de medios de comunicación de la nación euro-asiática “Roskomnadzor”, que ya en la primera jornada de aprobada ley “ha eliminado o bloqueado más de 7.200 páginas web” con orientación LGBTIQ+.

Tags

Lo Último


Te recomendamos