Noticias

Cartas de amor y una canción desesperada del Premio Nobel: millones de dólares por las “joyas” juveniles de Bob Dylan

En una fortuna se subastaron los mensajes del músico y poeta premiado con el Nobel. Una novia del colegio guardó los registros escritos que le enviaba el artista a su compañera de banco, casi sesenta años antes que la Academia Sueca le reconociera todos sus méritos en la literatura...

.
.

El Premio Nobel de Literatura otorgado en 2016 al legendario músico Bob Dyan atrajo la controversia a la propia Academia Sueca, que entonces justificó la distinción por “haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición de la canción americana”, sometiendo sus estándares clásicos a la enorme influencia que sus composiciones tuvieron en la inspiración de muchos escritores que reconocieron su obra.

PUBLICIDAD

A los 81 años y renuente a retirarse a sus cuarteles de invierno, la fama de Dylan reasoma ahora tras conocerse la millonaria subasta de 42 cartas de amor escritas a su novia Barbara Ann Hewitt, en la escuela secundaria, con más de 150 páginas de valioso material inédito. Se pagaron 670 mil dólares por la colección denominada “Maravillas de la música moderna”.

Esos documentos históricos revelan los sueños del entonces adolescente Bob Zimmerman –su nombre original-, que se proponía cambiar su denominación y vender un millón de discos, lo que lograría con creces décadas después al alcanzar los 125 millones.

Los expertos lo califican como “un tesoro” y además incluye fragmentos de poemas. La temática es variada, porque aquel joven soñador habla de cantar, escribir canciones, hace comentarios sobre los automóviles de moda y la ropa de finales de 1950 y escribe sobre los discos que está escuchando.

Mi vieja y querida compañera de banco

El archivo pertenecía a Barbara Hewitt Estate: la hija de Hewitt encontró las cartas luego que su madre muriera en 2020. La joven Bárbara se estableció junto a su familia en la ciudad natal de Dylan, Hibbing, Minnesota, en 1957. Ambos eran compañeros de banco durante la clase de historia, y la correspondencia va desde enero de 1958 hasta 1959. No fue un amor feliz, porque Hewitt se enamoró de otra persona y de la relación con Dylan sólo quedaron los recuerdos escritos.

El documentalista Bobby Livingston valoró la colección porque “registra la transformación de Bob Zimmerman en Bob Dylan, lleno de hechos nunca antes conocidos de sus años de formación”.

Los ganadores de la subasta, donde también se remataron 24 poemas sin titulo en US$250 mil, aseguran que su intención es mantener las cartas a disposición de los admiradores del Nobel y los estudiosos de su obra. Y es que, más allá de sus canciones emblemáticas –Like a Rolling Stone, Blowin in the wind y Knocking on heaven’s door- Bob Dylan se graduó de maestro en Estocolmo y se instaló definitivamente en el altar de la creación literaria…

<b>“El Premio Nobel está más allá de las palabras ... Mis probabilidades de ganarlo eran tan altas como poner alguna vez un pie en la luna...”</b>

Bob Dylan

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último