Noticias

Cory Finley: “Espero que ‘Paisaje con mano invisible’ haga reflexionar a la gente sobre la modernidad, el capitalismo y el colonialismo”

Metro charló con el director Cory Finley sobre el espíritu humano de la nueva película de ciencia ficción " Paisaje con mano invisible”.

Paisaje con mano invisible

Basada en la novela homónima de M.T. Anderson -que trabajó con el director Cory Finley para adaptar las páginas a la pantalla-, esta historia de amor juvenil, extraterrestres y una sociedad que no perdona a los que se quedan empobrecidos y desempleados puede tener el aspecto de una película de ciencia ficción juvenil, pero implica mucho más que eso.

Para profundizar un poco más en lo que eso puede significar, Finley se sentó a charlar más sobre “Paisaje con mano invisible”.

P: Su amigo y productor en esta película, Jeremy Kleiner, le envió este guión tras el estreno de su primera película, “Purasangres”. ¿Qué fue lo primero que pensó de esta novela y de esta idea?

- Era algo que me intrigaba mucho. (Jeremy) sabía que me interesaba la ciencia-ficción algo rara, fuera de lo común, y surrealista. Se topó con este libro y se enamoró de él, y yo me enamoré de él. Tenía un tono único, muy juguetón, muy juvenil, pero también muy oscuro, y abordaba temas cerebrales de forma lúdica.

Me atrajo el reto de hacer algo muy diferente a todo lo que había hecho antes. Hice la primera película, que era una especie de thriller psicológico, y la segunda era una especie de comedia negra y drama criminal, y ninguna tenía elementos de construcción del mundo ni nada por el estilo. Así que quería hacer algo diferente. El libro me hablaba mucho de sus temas, y los personajes no me dejaban en paz.

P: Desde el punto de vista del director, ¿qué supuso crear esta película desde el punto de vista visual, especialmente con los alienígenas?

- Desde el punto de vista de la dirección, es un gran reto dar vida a estos alienígenas. Lo bueno de la ficción, y en particular del estilo sobrio de M.T. Anderson, es que se puede dejar mucho a la imaginación del lector y hacer que éste colabore para que estas criaturas cobren vida en su cabeza. Es muy bueno con este tipo de descripciones minimalistas pero increíblemente memorables. Creo que en el libro, se les describe como una especie de mesas de café, y se dice que se comunican frotando una aleta arenosa contra sus cuerpos y haciendo un sonido que es como el de alguien que camina con fuerza con pantalones de pana.

Ese fue mi norte en el diseño de las criaturas: quería conservar estas descripciones evocadoras y extrañas, pero, obviamente, hay que pensar mucho en la anatomía de estas cosas si vas a ponerlas en pantalla. Así que trabajé desde el principio con Erik De Boer, nuestro supervisor de efectos visuales. Él fue la primera persona en esta pre-producción, y trabajamos con un grupo de artistas conceptuales.

Hicimos muchas maquetas de movimientos y siempre intentábamos que parecieran físicamente reales en el mundo, pero también visualmente divertidos e intentábamos ser lo más sencillos posible y no hacer un diseño alienígena barroco y llamativo. Queríamos algo que dejara que la situación hablara por sí sola, pero que también cumpliera las expectativas de lo que una película de extraterrestres puede ofrecerte.

P: Y hablando de efectos visuales, una de las partes de la película que más me gustó fue la de las pinturas, para no desvelar demasiado. ¿Puede hablarme un poco de ese aspecto en “Paisaje con mano invisible”?

- Es una película de ciencia ficción, pero quiero que tenga un corazón humano. Así que el otro gran ingrediente visual son estas pinturas reales del artista William Downs, que es un artista de gran talento de Atlanta. Hace unos dibujos de tinta en blanco y negro increíbles, surrealistas, inquietantes y fantasiosos. Le hicimos trabajar con pinturas de color, algo que no había hecho en mucho tiempo, pero pensé que su estilo se traducía maravillosamente a ese medio. Tuvo que trabajar como pintor y casi como actor para encarnar a este personaje en las distintas etapas de la vida de Adam y su crecimiento como artista a lo largo de la película.

“Desde el punto de vista de la dirección, es un gran reto dar vida a estos alienígenas”.

—  Cory Finley, director.

P: ¿Qué buscaba a la hora de elegir a los dos protagonistas, sobre todo teniendo en cuenta que sus personajes son muy queridos en el libro?

- Buscaba muchas cualidades: Adam (Asante Blackk) tiene que hacer mucho y es el alma de la película. Tienes que encontrarlo convincente, tanto cuando está dando discursos y masticando el escenario, como también, y más importante, en los momentos en los que está asimilando las cosas en silencio y tomando decisiones o eligiendo hacer cosas o no hacerlas. Asante tiene un magnetismo natural y una especie de calma y comodidad con la quietud como actor, que creo que es muy importante.

Lo mismo digo de Kylie Rogers, que interpreta a Chloe y es una actriz fantástica. Hace poco estuvo en “Beau tiene miedo” en un papel muy memorable y muy diferente en la película de Ari Aster. Creo que eso es lo que siempre busco en los actores: todas las cosas que sueles buscar, más una especie de comodidad real con la quietud. Así es como me gusta rodar mis películas. Podría decir muchas cosas sobre ellos, pero creo que es una cualidad que comparten.

P: Trabajar en una película de ciencia ficción en tan poco tiempo (34 días) debe de haber tenido sus retos y momentos de creatividad en la producción. ¿Hay alguna escena que destaque por ese motivo?

- Hay una toma muy buena, no creo que sea demasiado spoiler, en la que vemos a dos jóvenes amantes viendo “Rebelde sin causa” en el sótano de su casa. Hacen una especie de transición a un holograma y aparecen unos alienígenas a su alrededor observándoles. Obviamente, no teníamos a los alienígenas allí, y habíamos previsualizado mucho esa escena, (pero) mantuvimos todo lo real y en cámara que pudimos.

Proyectamos la película con un viejo proyector, que tuvimos que limpiar antes de rodar. Nos esforzamos mucho por conseguir un movimiento de cámara fluido con las siluetas y la iluminación, y fue encantador ver las escenas de enamoramiento de los dos jóvenes protagonistas. Fue uno de los momentos en los que el equipo y todo el mundo se sintieron realmente entusiasmados porque habíamos conseguido algo genial con esa toma.

P: Le he visto mencionar que espera que esta película evoque sentimientos. ¿Qué espera que el público se lleve de “Paisaje con mano invisible”?

- Creo que una película tiene que ser lo suficientemente interesante como para mantener la atención a un nivel básico. El siguiente nivel es esperar que tenga algún impacto emocional y que no sea sólo palomitas, ¿verdad? Y que algo se pegue a la gente emocionalmente. Si logras ambas cosas, tienes la oportunidad de hacer que la gente piense de verdad y de trabajar en ese nivel cerebral. Pero creo que siempre tiene que empezar con un núcleo emocional.

Espero que haga pensar a la gente sobre algunas ideas de la modernidad, el capitalismo, el colonialismo y todo eso. [Espero que haga que la gente se plantee algunas de estas cuestiones en las que pensamos mucho como cultura, pero de una forma ligeramente sesgada, diferente e inusual.

‘Paisaje con mano invisible’ ya está disponible en los cines.

¿De qué trata la película?

En un futuro cercano en el que una especie alienígena conocida como los Vuvv se ha apoderado de la Tierra, un aspirante a artista adolescente y su novia urden un plan para ganar dinero retransmitiendo su vida de novios a los fascinados alienígenas gracias a la tecnología de los Vuvv que ahorra trabajo. Pero los dos adolescentes empiezan a odiarse y no pueden separarse sin llevar a sus familias a la bancarrota.

105

minutos dura la película.

Tags

Lo Último


Te recomendamos