Noticias

Quién es el hombre que renunció al trabajo que amaba por viajar con su perro

Un joven uruguayo se embarcó en una aventura de viaje con su perro

Luego de varias experiencias, decidió viajar por varias zonas con su perro

El amor hacia una mascota puede trascender más allá de lo que muchos podemos imaginar, incluso hasta renunciar al trabajo de tus sueños para dedicarte a viajar por el mundo disfrutando de esta compañía tan especial para muchos.

Se trata de Santiago Camejo, un joven de 33 años de Montevideo, Uruguay, que decidió contar su historia inspiradora de búsqueda de autenticidad y libertad. Y que, a pesar de tener un trabajo estable en un importante banco del país, un apartamento en el centro de la ciudad, un auto y tiempo para sus actividades personales, no se sentía feliz.

Me di cuenta de que estaba llenando un vacío con actividades o vínculos que no me llegaban. Todo lo que entonces hacía era más para mi ego que para mi alma. Pensaba que tenía todo y que con eso me alcanzaba para ser feliz. Pero en realidad no tenía nada porque no me tenía a mí”, afirmó Santiago en una entrevista realizada para La Nación.

¿Cómo emprendió el rumbo de viajar con su perro?

Desde muy pequeño Santiago soñaba con ser un hombre importante, vestir con traje y corbata y su motivación para cumplir ese sueño lo acompañó toda su vida, por lo que la idea de tener un trabajo en un reconocido banco era como un sueño hecho realidad.

Estas dudas sobre su futuro lo llevaron a encontrar a Fundación Oportunidad, una organización que promueve el ‘Powerchair Football’, una práctica que consiste en jugar fútbol en silla de ruedas motorizadas. Santiago decidió hacer un voluntariado en este lugar, donde vivió muchos momentos que lo llevaron a replantear su perspectiva y sentido de la vida.

“Esto hizo que él quisiera hacer un cambio, para dejar de vivir como lo había hecho hasta el momento. Es por eso que después de cinco años de reflexión, decidió emprender un viaje en su Volkswagen Combi en 2018″, enfatizó El Tiempo.

Santiago y Lolo

Luego de vivir diversas experiencias y saber que aún se sentía “vacío”, se embarcó en una aventura de viaje con su perro Lolo, quien lo acompañaría en esta nueva versión de sí mismo.

“Santiago y Lolo emprendieron un viaje sin itinerario fijo, recorrieron Argentina y cruzaron a Chile. Aunque no todo fue fácil, tuvieron que enfrentar varios desafíos. Sin embargo, eso le sirvió para encontrar una sensación de libertad y autenticidad que nunca había experimentado”, respectivamente.

Tags

Lo Último


Te recomendamos