Noticias

Premio Nobel de Medicina 2023 va para pioneros en el desarrollo de vacunas anti Covid

Katalin Karikó y Drew Weissman ganaron el Nobel de Medicina 2023 este lunes.

Karikó y Weissman en abril de 2023

Katalin Karikó y Drew Weissman son los ganadores del Premio Nobel de Medicina 2023, por su aporte temprano al desarrollo de vacunas anti Covid basadas en ARN mensajero.

Sin la labor de la húngara Karikó y el estadounidense Weissman, las vacunas de Pfizer o Moderna no hubieran podido desarrollarse, salvando vidas durante la pandemia del Coronavirus que dejó 15 millones de muertes, según la OMS.

El anuncio sobre los ganadores del Premio Nobel de Fisiología o Medicina (tal su nombre oficial) se realizó la mañana de este lunes.

La Academia sueca otorgó el galardón a Karikó y Weissman “por sus descubrimientos sobre modificaciones de bases de nucleósidos que permitieron el desarrollo de vacunas de ARNm eficaces contra la Covid”.

“A través de sus descubrimientos innovadores”, añaden los organizadores, “que han cambiado fundamentalmente nuestra comprensión de cómo interactúa el ARNm con nuestro sistema inmunológico, los galardonados contribuyeron a la tasa sin precedentes de desarrollo de vacunas durante una de las mayores amenazas a la salud humana en los tiempos modernos”.

Las ideas de Katalin Karikó y Drew Weissman que les llevaron a ganar el Premio Nobel de Medicina 2023

Nacida en Szolnok, Hungría (1955), Katalin Karikó es una bioquímica egresada de la Universidad de Szeged. Esta investigadora fue cofundadora y CEO de RNARx de 2006 a 2013.

Por su parte, Drew Weissman (Lexington, Estados Unidos, 1959) es un inmunólogo de la Universidad de Pensilvania, donde se desempeña como profesor de medicina de la Escuela Perelman.

Ambos recibieron el Premio Rosenstiel 2020 y el Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2021, junto con otros compañeros, por su contribución a la lucha contra el Covid.

En los años 90, Katalin Karikó propuso la idea de utilizar el ARN (ácido ribonucleico) para la cura de enfermos. Este ácido, sintetizado en el núcleo de las células, lee las instrucciones escritas en el ADN y parte con ellas (por eso se le llama mensajero) para que el organismo produzca todo lo necesario para la existencia.

Weissman, basado en la idea de Karikó, impulsó que el uso de ARN en vacunas podría producir la proteína ausente que causa una anemia o generar una respuesta inmune frente a una infección.

De acuerdo con el cronograma, el martes se conocerán los ganadores del Nobel de Física; el miércoles, Química; el jueves, la Paz y el próximo lunes, el de Economía.

Tags

Lo Último


Te recomendamos