Noticias

Cómo “sobrevivir” a las vacaciones en una pyme y no morir en el intento

Durante este período el descanso laboral debe ser ordenado, tanto para que los trabajadores que se quedan no sufran con la sobrecarga de trabajo como para que las pequeñas y medianas empresas no bajen su productividad.

.

Las vacaciones son el período más esperado por los trabajadores, pero por los que se van, porque los que se quedan suelen ver recargadas sus funciones. Esto se profundiza en las pequeñas y medianas empresas, donde generalmente hay un personal más acotado.

Por eso, para encarar de buena forma esta etapa estival, el experto Manuel Concha, CEO de Kame ERP, ofrece una guía de acciones. Con más de 15 mil pymes en su cartera, entrega una serie de recomendaciones para “sobrevivir” a los meses de verano y no morir en el intento, es decir, para que los empleados no sufran y para no bajar la productividad de la compañía.

Petición de vacaciones

Puede sonar de perogrullo, pero lo recomendable es definir los descansos de los trabajadores con la mayor anticipación posible. Para ello, ayuda mucho tener un software donde el superior pueda autorizar los días libres y llevar una cuenta clara de cuántos le quedan disponibles a cada uno de los empleados. Es una buena mezcla entre planificación y automatización de procesos.

Clarificación de reemplazos

Cuando un trabajador sale de vacaciones, muchas veces no se sabe bien quién suplirá sus funciones. Esto genera dependencia de quienes tienen el conocimiento, a los que en ocasiones hay que molestar en pleno descanso para solucionar problemas urgentes. Para evitar eso, es clave tener procedimientos transparentes y conocidos por todos para la ejecución de las tareas, así los sustitutos cometerán menos errores.

Mantención de productividad

En línea con lo anterior, es elemental que cada cargo tenga a otro integrante del equipo como backup o respaldo, que conozca las funciones que desempeña su compañero que esté de vacaciones. De esta manera, si alguien no está, el negocio no debería verse afectado. Para preservar o, incluso, aumentar la producción, una buena práctica es dar incentivos por resultados, más que por tiempo de trabajo.

Anticipación de recursos

Otro de los grandes problemas que enfrentan las pymes durante este período es que las vacaciones redundan en una mayor carga para la compañía. Dependiendo del rubro, esto puede verse acentuado, ya sea porque bajan las ventas o porque suben los costos, debido a los reemplazos. En ese sentido, en el caso de requerir financiamiento, es fundamental adelantarse, con lo que se podrán disminuir los costos asociados a los intereses.

Importancia del software

Casi no existen pymes que tengan cerrado su año contable el 31 de diciembre, pues muchas veces no cuentan con un software que aúne remuneraciones, bancos, facturación, contabilidad, cobranzas, etc. Tener un sistema de planificación de recursos empresariales, es todavía más valioso de cara al período de vacaciones, para irse tranquilamente a descansar. Éste automatiza los procesos, genera reducción de costos y mejora la toma de decisiones, con información de calidad, transparente y en menor tiempo. Además, facilita la entrega de datos cuando son solicitados por organismos externos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos