Noticias

Mujer desapareció tras ir a misa en Viña del Mar: sospechan de un compañero de la Iglesia

Fue el jueves 28 de marzo que se le perdió el rastro a Teresita Aravena, tras asistir a una misa en una iglesia ubicada en Gómez Carreño.

mujer desaparecida teresita aravena

Una madre de 57 años, identificada como Teresita Aravena Muñoz, desapareció el pasado jueves 28 de marzo en Viña del Mar, luego de asistir a una misa en una iglesia en Gómez Carreño.

Esta situación dejó consternada a su familia y a la comunidad de Reñaca Bajo, quienes están desesperados por su paradero y acudieron a los medios para dar a conocer la angustiante situación.

Según relataron sus familiares al matinal “Contigo en la Mañana”, Teresita salió de su hogar el día jueves 28 alrededor de las 19:00 horas con la intención de asistir a la misa de la Iglesia Unida Metodista Pentecostal, asegurando a sus hijos que regresaría entre las 21:00 y las 21:30 horas. Sin embargo, nunca volvió a casa, lo que alarmó a sus seres queridos, ya que era inusual que no regresara puntualmente.

Su hija, Amoris, compartió que la ausencia de Teresita les pareció extraña, ya que la iglesia era el único lugar al que solía asistir. Además, destacó que su madre tiene problemas de visión y no llevaba consigo un teléfono celular, dificultando así cualquier intento de comunicación.

“Pensamos que llegaría de madrugada, porque a veces se queda rezando afuera de la población. No llegó y al otro día tampoco. Ahí pensamos en poner una denuncia de presunta desgracia, pero aún no estábamos 100%... porque teníamos que llamar a Valparaíso, por si se había ido para allá”, señaló la joven al matinal “Contigo en la Mañana”.

Según información entregada por la propia familia, hasta ahora se barajan dos teorías principales: la primera, es sobre la presencia de un vehículo gris que merodeaba el área de la iglesia y que habría interceptado a Teresita en algunas ocasiones. La segunda, un hombre conocido como “hermano Harry”, quien solía acompañar a Teresita al paradero después de la misa.

Lautaro, el hijo de Teresita, se acercó a la iglesia en búsqueda de pistas y obtuvo la confirmación de que su madre había asistido a la misa, pero desde entonces su paradero es desconocido.

“Me dijeron que la ubicaban por la foto que les mostré y que sí había ido. Estuvo un rato y salió rumbo al paradero, ahí le perdieron el rastro”, relató el hijo.

Además, agregó que el guardatemplo del lugar, aseguró haberla visto. “Yo la vi. Permanentemente viene, y me extrañó que al día siguiente no estuvo. No la vi después, preguntamos por ella y nadie sabe de su existencia en este momento”, le señaló el sujeto.

Sospechan de un miembro de la Iglesia

Los vecinos del sector han colaborado en la búsqueda y proporcionado información importante sobre las últimas horas de Teresita, según le informaron a Lautaro, la mujer habría sido vista cerca de una garita de colectivos junto al mencionado “hermano Harry”.

Al respecto, Lautaro señala: “La vieron con un caballero, quien pensamos que puede ser el que siempre la va a dejar al paradero cuando terminaba de la iglesia. Lo describieron como bajito, que usaba gorro tipo boina y que tenía el pelo con hartas canas”.

“Sabíamos que había un caballero que acompañaba a mi mamá, era bien amable. Pero de repente él se molestaba por cosas que no debería haberse molestado con ella, porque no era su pareja, no era nada”, añadió. Además, indicaron que el sujeto vive en las cercanías de la Iglesia, y frecuentaba el templo, al igual que Teresita.

“Mi mamá hablaba bien de él, lo único que tenía actitudes raras, como que se propasaba un poco. Le daba ataques de celos. Se supone que estaba enfermo, desde el martes (26 de marzo) que no se ve en la iglesia y eso más me lleva a sospechar”, señalan los familiares.

El misterioso auto gris

Respecto a la teoría del auto gris, los hijos de Teresita, afirmaron saber sobre la existencia de un vehículo que habría sido visto cerca de la iglesia, y desde donde habrían interceptado a Teresita.

“Ese vehículo andaba por ahí en Gómez Carreño. No sabemos qué modelo de auto era, pero le intentaba decirle a mi mamá que se subiera, que la acompañara, que la iba a dejar. Había andado por esos sectores, preguntando cosas que no debía preguntar, ofreciéndose para llevarla a su casa”, contó Lautaro.

En tanto, Amoris también recuerda que su madre le comentó al respecto. “La habían seguido, pero después dijo que quizá estaba imaginando cosas. Dios quiera que no le haya pasado nada malo, que esté sana y si alguien la tiene, que piense que hay una familia que la necesita y la quiere”, concluyó.

Tags

Lo Último


Te recomendamos