Social

“Las señoras me dicen que tenga guagua con él”: Irina Karamanos se sinceró sobre su futuro amoroso con el presidente

“Tenemos una complicidad apasionada en lo emocional y en lo político”, dijo -entre varias cosas- en una reveladora entrevista que otorgó a revista Velvet.

Irina Karamanos y Gabriel Boric

Desde que salió a la palestra Irina Karamanos causó polémica, aún más cuando quiso terminar con el cargo de Primera Dama. “El Estado debe funcionar bajo las reglas democráticas y no por una relación afectiva, por muy genial que sea la pareja”, dijo en en su momento, y cumplió a fines del 2022 con esta promesa. A casi un año de esto, la pareja del presidente Gabriel Boric habló con Revista Velvet y por primera vez profundizó en cómo ha sido su vida amorosa con él y sus vida laboral tras salir del cargo que tenía en el Gobierno.

De hecho partió contando las embestidas que sufrió por no estar casada, de ahí señala que hubo comentarios que la acusaban de estar contratada para estar con Gabriel Boric, “la ilegitimidad respecto a que la pareja de un Presidente no esté casada evoca muchas cosas (…) de eso salían comentarios como que yo estaba contratada, dudas sobre la orientación sexual del presidente, si yo era mujer u hombre (…) entonces yo era una persona trans contratada y el presidente una persona homosexual usándome como pantalla”.

Es su relación con el mandatario más joven que ha tenido Chile, Karamanos ha guardado silencio, sin embargo, en entrevista con Revista Velvet entregó algunos detalles de cómo es ese lado sentimental que comparte con él. Por ejemplo, habló de que son un apoyo mutuo, “pasa que los dos tenemos una complicidad apasionada en lo emocional y en lo político. Nos dimos cuenta de eso y lo hicimos crecer”.

¿Y el matrimonio?

Al ser consultada por la posibilidad de matrimonio, dijo: “pienso que existe la idea demasiado forzada de la pareja como complemento binario. Yo creo que nos complementamos mejor siendo ambos toda la gama de géneros incluyendo ser femeninos y masculinos, a la vez”.

Confiesa que ambos son de rituales, permanente están innovando en este sentido y los evoca casi como sustitución a la celebración de un acto de matrimonio más formal, aunque no lo descarta por completo, “si hablamos de lo mucho que siendo un político, el matrimonio como institución le ha importado al Estado, sólo cabe volver a hablar del rol de primera dama (…) donde con ese requisito que no estaba inscrito en ninguna parte, ha funcionado como garantía de estabilidad que le permitía incluso tener una oficina en el Palacio de La Moneda, un equipo pagado y seis fundaciones a cargo”, declaró.

También relató una anécdota del contacto con las personas, “las señoras me dicen que tenga una guagua con el Presidente. Que cuide al Presidente (…) me han preguntado mucho por qué no voy a viajes, porque no estoy en tal o cual lugar, lo que es interesante porque nos acompañamos muchísimo. Mi día comienza y termina con un momento para estar juntos”, destacó.

Irina Karamanos, Revista Velvet

¿A qué se dedica Irina?

Fue Primera Dama durante 9 meses y luego debió hacer frente a los ataques por la denominación: Gabinete Irina Karamanos, que fue flanco de duras críticas. Ahora, tras casi un año trabajando sin goce de sueldo, la ex presidenta de las Fundaciones de la Presidencia está en la búsqueda de trabajo.

Respecto a cuestionar el rol de Primera Dama, Irina comentó que “no era (un tema) muy conversado, pero al hacerlo, vimos que todo el mundo tenía una opinión. A veces el cambio ya está, y uno sólo lo materializa. Me doy cuenta de que había una tradición inerte, que se repetía pero no se estaba revisando”

“Me parece tremenda la falta de autonomía. Creo que involucrarse en el proyecto del otro dentro de una relación puede implicar algo así por un tiempo, no lo encuentro grave. La diferencia es que en este caso está pensado así de antemano”. Refiriéndose a la dependencia económica que ha tenido que enfrentar como primera dama y en su pasado reciente como coordinadora de la Dirección Sociocultural de la Presidencia.

En esta tarea de encontrar trabajo, hoy enfrenta algunas limitaciones, por ejemplo, no puede trabajar en cargos públicos para evitar conflictos de intereses. Por lo tanto, sus opciones se acotan y apuesta por el sector privado, organismos internacionales, ONGs e institutos y fundaciones, que no reciban aporte del Estado.

Ella asegura que ha tenido acercamientos laborales “del mundo del arte y la cultura, que es algo a lo que he postulado. Pero muchos proyectos conmemorativos de los 50 años del golpe de Estado están recibiendo fondo públicos este 2023, así es que debo esperar”.

En esta entrevista, la ex Primera Dama abordó una mirada más personal, la muerte de su padre, la relación con su madre y cómo es su actual vida en el Barrio Yungay. Más detalles se encuentran en la Revista Velvet, que pueden adquirir en www.revistavelvet.cl

Tags

Lo Último


Te recomendamos