Social

¿Por qué razón hay excremento humano en la Luna?

Todas las misiones a la Luna dejaron su bolsa.

Bolsa jett en la Luna, dejada por el Apolo 11 en 1969

Doce personas caminaron sobre la Luna en las seis misiones enviadas por la NASA entre 1969 y 1972. Dato curioso: todas dejaron bolsas con excremento humano.

Sí. Excremento humano. Y está registrado por la agencia aeroespacial norteamericana en este link.

Pero, ¿por qué razón hay excremento humano en la Luna?

Simple: porque los astronautas son seres humanos que tienen sus necesidades, y en las naves era mejor aligerar peso para en la vuelta tener muestras del satélite.

En total son 96 las bolsas jett, como son conocidas, con residuos humanos.

“Teníamos un par de bolsas…”, dijo un famoso astronauta

El portal Vox conversó con uno de los astronautas que viajaron a la Luna, Charlie Duke (Apolo 16, 1972), que confirmó el hecho.

“Lo hicimos. Dejamos orina que se recogió en un tanque… y creo que tuvimos un par de deposiciones, pero no estoy seguro, estaban en una bolsa de basura. Teníamos un par de bolsas de basura que tiramos a la superficie local”, dijo Duke a Vox.

Duke y su compañero, John Young, además del piloto Thomas Mattingly, estuvieron durante 20 horas y 14 minutos en la Luna. En todo ese tiempo, además de cumplir con los objetivos planteados por la NASA, hicieron sus necesidades.

Según explica el astronauta, tiraron la basura pensando que todo quedaría higienizado por la radiación solar. “Me sorprendería mucho que algo sobreviviera”, dijo.

¿Cómo hacían sus necesidades los astronautas en la Luna?

Andrew Schuerger, científico de vida espacial de la Universidad de Florida, explicó a Vox que “las misiones a la Luna se diseñaron con mucho cuidado, y el peso era un tema muy importante”.

“Así que tenía sentido que, si recogías rocas lunares, también quisieras descartar cosas que no fueran necesarias, para aumentar tu margen de seguridad”, recalcó.

Los astronautas del programa Apolo contaban con una especie de pañal, donde deponían y luego dejaban en la bolsa. La misma NASA explica que usaron “una bolsa de plástico que fue pegada a las nalgas para capturar las heces”.

El destino del excremento humano en nuestro satélite natural

La NASA se ha planteado recoger las bolsas con excremento humano algún día, para ver cómo les afectó el clima a lo largo de todas estas décadas. El estudio de los desechos podría proporcionar información sobre la vida en el espacio.

Además, ayudaría a los humanos a prepararse para misiones lunares a largo plazo e, incluso, alguna tripulada a Marte.

Todo tiene su utilidad en esta vida. Incluso, las bolsas jett con excremento humano en la Luna.

Tags

Lo Último


Te recomendamos