Tacómetro

Bridgestone impulsa el recauchaje en favor de la economía circular

El sistema de recauchaje Bandag ha evitado que más de 300 millones de neumáticos sean desechados, brindándoles una nueva vida y reduciendo los residuos al medio ambiente.

Este fin de semana se celebra el Día Mundial del Medioambiente, el cual busca promover la concientización del cambio climático y cuidado del planeta. En Chile, una de las iniciativas orientadas a proteger el medioambiente es la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor, también conocida como Ley REP, que exige que los fabricantes e importadores de siete productos, donde se incluyen los neumáticos, gestionen sus residuos en el proceso y al fin de la vida útil de sus productos.

Bridgestone y su marca de recauchado Bandag, se enfocan en ofrecer servicios que cubran todo el ciclo de vida del producto, desde la fabricación de neumáticos con características especiales que permitan su renovado, hasta productos premium de renovado que buscan contribuir a alargar la vida útil de éstos.

“En Bridgestone promovemos el reciclaje tanto en nuestras fábricas como en nuestras plantas de Bandag. Es así como actualmente somos parte del sistema colectivo de reciclaje Econeu con otras 26 empresas chilenas importadoras de vehículos y neumáticos, lo que nos permite reutilizar los neumáticos usados tras una operación de recauchaje y transformarlos al final de su vida útil en materias primas secundarias que pueden ser utilizadas para distintas cosas, como superficies para pistas deportivas, suelos de parques infantiles, relleno de césped artificial, asfaltado de carreteras, termoplásticos modificados e, incluso, en nuevos neumáticos”, explica Marcelo Pinto, Sales Manager de Bridgestone Chile.

Con Bandag se han evitado que más de 300 millones de neumáticos sean desechados, brindándoles una nueva vida mediante el recauchado. Este sistema, que reemplaza únicamente la banda de rodamiento del neumático, utiliza sólo 1/3 de las materias primas necesarias para fabricar un neumático nuevo, lo que contribuye a la economía circular y la sostenibilidad.

De acuerdo al último informe de sostenibilidad de Bridgestone, la compañía logró reciclar en 2020 un 97,7% de residuos en Latinoamérica. Por otro lado, gracias a su unidad de recauchaje Bandag, se ahorran 57 litros de petróleo por cada neumático de camión, según la Agencia Norteamericana de Protección al Medio Ambiente.

En nuestro país, particularmente, la situación es muy distinta. Según datos de la Asociación de Recauchadores y Renovadores de Neumáticos de Chile (Arnec), anualmente se consumen alrededor de 1.200.000 neumáticos de camiones y buses, 1.000.000 nuevos y 200.000 recauchados, donde por cada cinco neumáticos nuevos que se utilizan, solo uno se reutiliza a través del recauchaje.

“El recauchado es sin duda un ejemplo de sostenibilidad y optimización ciclo de vida del producto, por esto con nuestra marca Bandag continuamos contribuyendo a cumplir nuestra misión ambiental de ayudar a garantizar un medio ambiente sano para las generaciones actuales y futuras”, afirma Pinto.

Con este tipo de economía se pretende promover entre otras cosas la reducción en el consumo de materias primas y el aprovechamiento de residuos dándoles una nueva vida, alargando el ciclo de vida de los productos y la reducción de emisiones de CO2 en toda la cadena de valor.

En línea con el compromiso con el medioambiente de Bridgestone, la compañía cuenta con diversos proyectos a lo largo de sus centros de operaciones en Latinoamérica. En Brasil el 100% de los neumáticos producidos por la compañía reciben una disposición ambiental correcta, como parte de un programa de la Asociación Nacional de la Industria de Neumáticos (ANIP) a la cual pertenece la empresa. Bridgestone también forma parte de asociaciones en Colombia y Costa Rica, dedicadas a asegurar una disposición ecológicamente responsable de neumáticos usados.

Tags

Lo Último

Te recomendamos