Tacómetro

BMW inaugura su planta inteligente Lydia en China

La fábrica, ubicada en Shenyang, funciona con electricidad 100% renovable y tiene 290 mil metros cuadrados de paneles solares.

BMW Lydia

BMW Group ha ampliado su huella de producción en China con la apertura de la Planta Lydia en Shenyang. Esta gran expansión de la base de producción de BMW Brilliance Automotive (BBA) es un último ejemplo de la estrategia BMW iFACTORY, y establece nuevos estándares en la fabricación de vehículos orientados al futuro en la era de la industria automovilística inteligente y eléctrica. En particular, la Planta Lydia abre nuevos caminos con sus aplicaciones pioneras de digitalización, reafirmando el liderazgo del Grupo BMW en la fabricación mundial de automóviles.

Con una inversión global de 15.000 millones de RMB (moneda china), la planta Lydia es el mayor proyecto de inversión en la historia de BMW en China. Situada en el distrito de Tiexi de Shenyang, la planta cuenta con los cuatro principales procesos de producción (taller de prensa y carrocería, taller de pintura y ensamblaje) y aumenta la capacidad de producción anual en la base de producción de Shenyang a 830.000 unidades. Para satisfacer la creciente demanda de movilidad eléctrica por parte de los clientes, la planta Lydia también es totalmente flexible para producir vehículos 100% eléctricos.

Dar vida al “metaverso industrial”

Aunque la planta Lydia sigue la estrategia BMW iFACTORY de LEAN que representa la eficiencia, la precisión y la extrema flexibilidad; GREEN que se centra en la sostenibilidad, eficiencia de los recursos y la circularidad, y DIGITAL que apunta al uso activo de la digitalización en la ciencia de los datos, la inteligencia artificial (AI) y la virtualización; es en el área digital donde la nueva planta es realmente pionera.

Con la potente plataforma de creación Unreal Engine 3D de Epic Games como columna vertebral, Lydia fue la primera planta de BMW Group totalmente planificada y simulada en un entorno virtual desde el principio, con cada detalle de todo el proceso de producción diseñado virtualmente. De este modo, puede considerarse una planta del Metaverso. La integración del mundo virtual con el real acortó el tiempo de planificación, permitió la colaboración entre regiones y zonas horarias, y superó eficazmente los efectos adversos de las epidemias, lo que por sí solo redujo el tiempo de construcción de la planta en seis meses.

La planta Lydia está “impulsada por los datos”: las plataformas digitales basadas en la nube y el Internet Industrial de las Cosas conectan cada producto, proceso y persona a través de datos transparentes, siempre disponibles e integrados. Este amplio uso de la ciencia de los datos mejora el control de calidad, impulsa la eficiencia y permite el mantenimiento predictivo. El uso generalizado de la inteligencia artificial, la analítica de datos y los algoritmos ha hecho que la toma de decisiones pase de estar “orientada a la experiencia” a estar “orientada a los datos”. En la base de producción de BMW Shenyang se utilizan actualmente unas 100 aplicaciones de inteligencia artificial.

Un potente entorno de red y la capacidad de procesamiento de datos son esenciales para tomar decisiones basadas en el análisis y la interpretación de los mismos. Por ejemplo, las 1.600 cámaras multifuncionales utilizadas en el área de control de calidad generan más de 10 petabytes (PB) de datos cada año (para hacerse una idea: todas las fotos que hay en Facebook equivalen a 1,5 PB).

La planta Lydia está cubierta con una red gigabit 5G para satisfacer los requisitos de ancho de banda de tecnologías como la realidad aumentada (AR) y la transmisión de video en tiempo real. Para hacer frente a la enorme cantidad de datos, BMW Brilliance también construyó un nuevo Centro de Datos para la Planta Lydia que contiene más de 1.200 servidores.

Producir autos de manera más sostenible

El Grupo BMW se ha fijado el objetivo de reducir las emisiones de carbono a lo largo de todo el ciclo de vida por vehículo en un 40% para 2030 en comparación con 2019, lo que incluye una reducción de carbono del 80% a nivel de producción. Por lo tanto, el concepto de sostenibilidad también se refleja en la planta de Lydia.

La nueva planta de producción utiliza materiales de construcción de primera clase, incluido un aislamiento avanzado, para mantener las salas calientes en invierno y frescas en verano, reduciendo al mismo tiempo el consumo de energía. Los talleres de la planta están equipados con equipos de producción de última generación, como pistolas de soldadura y hornos eléctricos en el taller de carrocería que utilizan un suministro de electricidad renovable para reducir las emisiones.

La planta Lydia también cuenta con un Centro de Operaciones Inteligente con un sistema de gestión de la energía que supervisa su consumo y recursos en tiempo real, y utiliza la IA para analizar en profundidad cómo optimizarla.

Actualmente, toda la base de producción de BMW Shenyang utiliza electricidad 100% renovable, que cuenta con 290.000 metros cuadrados de paneles solares. Estos paneles solares pueden generar 44.000 MWh de electricidad anualmente, suficiente para abastecer a 9.000 casas durante todo un año. La expansión de los paneles solares continuará en los próximos años, con una superficie de 120.000 metros cuadrados en construcción en la planta Lydia.

La nueva planta de vehículos de Shenyang también hace hincapié en la biodiversidad. Sus zonas verdes constan de jardines, lagos artificiales, una gran variedad de plantas y 11.000 árboles, un paisajismo sostenible y un sistema de ciudad esponja que recoge el agua de lluvia para nutrir las plantas y reponer las aguas subterráneas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos