Tacómetro

El Mazda CX-60 entre los nominados a los World Car Awards

El híbrido enchufable de Mazda llegaría a Chile durante el segundo trimestre del próximo año. ¿Será el ganador?

Mazda CX-60

Tras su exitosa presentación mundial en marzo de 2022, el nuevo Mazda CX-60 e-SKYACTIV PHEV sigue dando de qué hablar y fue nominado a los World Car Awards 2023, importante premio que desde 2005 reconoce y recompensa la excelencia, el liderazgo y la innovación en la industria automotriz, y cuyos ganadores serán anunciado en el Salón de Nueva York.

El primer vehículo híbrido enchufable de Mazda fue nominado en la categoría World Car of the Year del prestigioso premio, que a través de un jurado compuesto por más de 100 periodistas de todo el mundo, elige, tal como lo dice su nombre, al auto del año.

El Mazda CX-60 e-SKYACTIV PHEV es un SUV de tamaño medio que se espera llegue al mercado nacional durante el segundo trimestre de 2023 y que es considerado por la propia marca como su modelo más importante en más de una década, ya que es el primero que incorpora esta tecnología, además del diseño Kodo más novedoso, acabados y terminaciones de primer nivel, avanzadas tecnologías enfocadas en el ser humano y una gama de motorizaciones de última generación.

Estéticamente destaca por su hermoso y dinámico diseño que transmite la inteligencia y elegancia del estilo Kodo. Para lo cual explota el concepto japonés del Ma, que representa la belleza del espacio vacío.

Su elegante interior cuenta con acabados y terminaciones de gran calidad, a la vez que mantiene el clásico estilo Mazda y hace guiños a la estética japonesa. Prueba de esto es que juega con conceptos como el Kaichô, que es la mezcla de distintos materiales y texturas para generar un punto de irregularidad, combinando madera de arce, cuero napa, refinados tejidos japoneses y detalles cromados. Asimismo, se ha inspirado en el arte de anudar o conectar -Musubu- para los detalles de las costuras del panel del tablero.

El concepto estético japonés Hacho -que explota la asimetría y la irregularidad intencionada- también se hace presente en el CX-60 en el tratamiento de las molduras en madera de arce, mientras los tejidos incorporan distintas fibras y patrones que responden a los cambios en la iluminación.

Asimismo, la técnica japonesa de costura Kakenui se empleó para producir costuras “colgantes” que dejan espacios entre los tejidos de los guarnecidos, lo que permite entrever el material que hay debajo.

En lo relativo a las tecnologías orientadas al ser humano para perfeccionar la experiencia de conducción Jinba Ittai, Mazda ha hecho un extenso trabajo de optimización para atender de mejor manera las necesidades individuales de cada conductor. Una de ellas es el innovador sistema de personalización del piloto, el que lo reconoce y ajusta automáticamente el entorno en función de sus características físicas y sus preferencias personales: posición del asiento, volante, retrovisores, pantalla Head Up Display e incluso la configuración del sistema de sonido y climatización.

Una nueva era

El Mazda CX-60 e-SKYACTIV PHEV es el punto de inicio de una serie de modelos híbridos enchufables que la marca introducirá en los próximos años. Su propulsión corre por cuenta de motor gasolinero 2.5 SKYACTIV-G de cuatro cilindros e inyección directa que va asociado a un motor eléctrico de 100 kW, una batería de alta capacidad de 17,8 kWh y 355 V, y a una nueva transmisión automática de ocho velocidades.

La combinación de estos motores le entrega al Mazda CX-60 PHEV una potencia total de 327 caballos de fuerza (241 kW) y un par máximo de 500 Nm, lo que lo convierte en el modelo de producción en serie más potente de la historia de la marca.

Con esta configuración el primer SUV híbrido enchufable de Mazda consigue acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 5,8 segundos y lograr un extraordinario consumo mixto de 1,5 l/100 km con unas emisiones de solo 33 g/km según la normativa WLTP.

Por su parte, el motor eléctrico e-SKYACTIV del Mazda CX-60 ofrece una autonomía de hasta 63 km, mientras que la batería se carga por completo en cuatro horas con un cargador de corriente alterna normal compatible con la red eléctrica de 220-240 V.

Seguridad optimizada

En materia de seguridad, el nuevo Mazda CX-60 incorpora una arquitectura escalable multisolución SKYACTIV mejorada que redondea su comportamiento dinámico. Gracias a esto, la mayor rigidez de la carrocería ayuda a que el conductor perciba la respuesta del vehículo de forma inmediata, mientras la suspensión contribuye a la estabilidad del vehículo, con la intervención adicional del Kinematic Posture Control (KPC), un sistema de control del aplomo exclusivo de Mazda.

La batería de alta tensión, en tanto, va situada entre el eje delantero y el trasero, en la posición más rebajada posible dentro de la carrocería para bajar el centro de gravedad al máximo. Lo que unido al sistema de tracción integral permanente con transferencia de par entre ejes, le entregan al CX-60 una maniobrabilidad extraordinaria.

Adicionalmente, la marca ha dotado a su nuevo SUV híbrido de un completo equipamiento de tecnologías de seguridad de asistencia al conductor i-Activsense. Entre las que destacan el nuevo monitor de visión de 360° -que mejora la visibilidad a través del vehículo durante la circulación a baja velocidad (See-Through View)-, el asistente de intersecciones (TAP), el detector de peatones traseros (SBS-R), el asistente de mantenimiento en carril de emergencia (ELK), el asistente de velocidad inteligente (i-ACC) y la función de ayuda al salir del habitáculo (BSM Vehicle Exit Warning).

Tags

Lo Último


Te recomendamos