Tecnología

La Unión Europea pretende exigir que todos los celulares se fabriquen con baterías extraíbles

Medios de comunicación del viejo continente se hacen eco de una petición de la Unión Europea a los fabricantes de teléfonos celulares.

La fabricación y arquitectura de los celulares ha cambiado mucho en apenas 20 años. Durante la primera década del mileno los teclados físicos eran una parte fundamental del teléfono. Hasta que solo un tiempo después llegaron las pantallas táctiles para adueñarse del mercado.

Pero esas no son las únicas características que vienen cambiando. Una que parece haber desaparecido hace mucho tiempo es la de las baterías extraíbles. Y la realidad es que fue hace apenas unos años que la mayoría de las marcas fabricantes integraron las pilas al interior del equipo.

Ya se acabó eso de destapar el dispositivo por la tapa trasera para, por ejemplo, sustituir la batería cuando te quedabas sin carga. Otro de los escenarios en los que se usaba esta modalidad era para el reseteo práctico y efectivo.

Ahora los fabricantes meten el aparato de energía en la parte interna del celular con un sello que solo se puede remover con herramientas especiales; y no con la mano como se hacía antes.

Pues sucede que la Unión Europea, a través de su parlamento, quiere hacer que esta modalidad regrese a los celulares que se vayan a vender en su territorio.

En el poder legislativo de la región del viejo continente se discute que esto sea una norma para todo aquel que se dedique a la actividad comercial de celulares y, según reseña El País, que se añadan los medios de transportes ligeros como los monopatines y las bicicletas eléctricas.

¿Cuál es el motivo de regresar a las viejas baterías?

El medio citado explica que los motivos del parlamento de la Unión Europea no es dificultar la comercialización a las marcas. Piden esto a los fabricantes como parte de una iniciativa ambiental en la que se comiencen a reciclar los residuos de los equipos electrónicos.

De acuerdo con un informe que habría realizado un equipo dispuesto por el ente legislativo, cuando hay averías en las baterías de los nuevos celulares la solución más viable es cambiar el equipo por uno nuevo. Entonces, esta situación incrementa el nivel de basura electrónica debido a que acorta el tiempo de vida de los smartphones.

De tal manera que, además de extender los tiempos de uso de un dispositivo, también pretenden que los equipos que en el futuro se vayan a convertir en obsoletos, al contar con baterías extraíbles, también se pueden reciclar y repotenciar para ser utilizadas en los nuevos aparatos.

De acuerdo a las cifras que publica El País el parlamento tiene el objetivo de que se reciclen un 45% de baterías de smartphone para finales del 2023. Este porcentaje debería aumentar a 80 para finales de esta década y en el caso de monopatines y bicicletas en un 85%.

Tags

Lo Último


Te recomendamos