Este lunes el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, reiteró sus críticas a su par boliviano, David Choquehuanca, quien aseguró tras visitar nuestro país -en un polémico viaje que sumó otro roce diplomático entre ambas naciones- que "estoy dispuesto a derramar sangre, a pelear para recuperar lo que es nuestro".

"Después de venir (la delegación altiplánica) en la visita confrontacional, nadie les cree. Esto, de parte del gobierno boliviano, no es más que un monólogo", aseguró el secretario de Estado.

A continuación, Muñoz señaló que "Chile seguirá actuando con firmeza, pero por la vía de la resolución pacífica de las controversias. Para eso está La Haya".

A juicio del canciller chileno, los dichos emanados desde La Paz son "altamente irregulares, inédito (...) Nunca he escuchado declaraciones tan imprudentes como las del canciller boliviano".

El pasado domingo David Choquehuanca afirmó que las relaciones de su país con Chile desde la "invasión" chilena de 1879 nunca han estado bien y desafió a que le digan cuál ha sido el mejor momento si lo hubo.

"Cuando uno ve el Lauca le hierve la sangre. Tienen que ir al Lauca. Entonces, cuando estén ahí parados van a decir: 'Estoy dispuesto a derramar sangre, a pelear para recuperar lo que es nuestro, para reclamar nuestro derecho'", sostuvo el canciller altiplánico.

Estos comentarios generaron una reacción inmediata desde la diplomacia chilena. El mismo domingo, Heraldo Muñoz ya había abordado la polémica asegurando que "un canciller mínimamente responsable no puede decir lo que ha afirmado Choquehuanca. Está yendo demasiado lejos".

PUB/VJ