El ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, quien encabezó este miércoles un comité de emergencia para enfrentar la crisis que se vive en la región de Los Lagos producto de la marea roja, aseguró que no aumentarán el monto del bono de 100 mil pesos a las familias afectadas.

El secretario de Estado explicó que el bono se entregará mensualmente mientras dure la crisis, y manifestó que “entendemos la situación difícil que se está viviendo”.

“Como Gobierno tenemos que ser muy responsable de las cosas que podemos y no hacer”, aclaró el ministro de Economía, refiriéndose a la demanda de los pescadores artesanales que abogan por un bono de 400 mil pesos que les permita subsistir en este período crítico.

Céspedes también dijo que para buscar una solución a la problemática es necesario “que todos trabajemos juntos aquí tratando de buscar la mejor salida para una situación que es compleja y que mantiene una cierta incertidumbre, porque no está claro cuánto tiempo dura”.

El titular de Economía enfatizó en que “debemos sentarnos a la mesa” para discutir, y aseguró que para realizar muestreos es necesario llegar a la zona pero “no podemos llegar a Chiloé si los caminos están cortados”.

Por otro lado, el ministro Céspedes señaló que trabajan en otras medidas adicionales para subsanar la crisis y en ese sentido indicó que “hoy día hemos abierto 63 centros de cultivo y recolectores de orilla para que puedan volver a la normalidad y desde el Ministerio de Salud han asegurado que está libre de marea roja”.

Respecto de las cuántas personas son las afectadas, el ministro señaló a Canal 13 que el intendente regional habría cifrado entre “6.000 y 6.500” las familias en esta situación, pero que el chequeo de esa información aún continúa en proceso.

PUB/CM