Los ministros de Exteriores de los seis países fundadores de la Unión Europea (UE) se reunieron hoy en Berlín, a invitación de Alemania, para empezar a pergeñar el futuro del bloque sin el Reino Unido.

El encuentro entre los jefes de las diplomacias de Alemania, Francia, Italia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo es el primero multilateral convocado tras conocerse el resultado del referéndum británico, en el que con un 52 % de los votos ganó la opción de abandonar la UE.

El titular de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, aseguró justo antes de que comenzase el encuentro que ahora se trata de recoger las "expectativas" y "sensibilidades" de los gobiernos de los 27 miembros restantes de la UE, así como de las respectivas sociedades, tras el "shock" del "brexit".

Steinmeier abogó por no caer ahora ni en "la histeria" ni en una "depresión o inacción" e intercambiar opiniones durante los próximos días y semanas entre los 27 para buscar respuestas para las preguntas sobre la mesa, así como para "defender" y "reforzar" Europa.

El jefe de la diplomacia alemana agregó que hay varios temas prioritarios que deben afrontarse en común en la UE, como son la crisis de los refugiados, la "crisis del empleo" en el sur de Europa y las cuestiones de seguridad, como evidenciaron los atentados yihadistas en París y Bruselas.

Didier Reynders, ministro de Exteriores de Bélgica, abogó a su entrada al encuentro por "hacer más con algunos socios o con los 27 países", mientras que su homólogo holandés, Bert Koenders, apuntó a la búsqueda de nuevas formas de cooperación "constructivas e innovadoras".

En este sentido, el diario alemán "Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung" avanzó ayer que Berlín y París ya habían confeccionado un documento conjunto en el que se proponía una UE "flexible".

Steinmeier quiso además responder a la críticas de los países a los que no ha gustado que este primer encuentro no reúna a los 27 países restantes de la UE, diciendo que ya ayer tuvo lugar un intercambio entre todos los ministros de Exteriores del bloque en Luxemburgo, una cita rutinaria que estaba en la agenda antes de conocerse el resultado del referéndum.

El ministro alemán agregó a este respecto que en los próximos días deberían producirse muchos encuentros en distintos formatos para conocer todas las opiniones.

Él, agregó, ya tiene previsto uno mañana con su homólogo eslovaco -porque este país ejercerá la presidencia rotatoria en el segundo semestre de 2016- y el lunes otro, con el titular de Exteriores checo, que representa a los países de Visegrado: Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia.

PUB/NL