Los peshmergas son los combatientes kurdos que luchan por otorgarle un Estado a su pueblo, que ocupa territorios de Turquía, Siria, Irak e Irán, principalmente. Los primeros antecedentes de estas milicias se remontan a principios del siglo XX, tras la caída del imperio otomano.

Históricamente han sido reconocidos por su valentía y arrojo. A diferencia de las fuerzas árabes que los rodean, ellos suelen incluir en sus filas a las mujeres. Su poder se basa en la fuerza combativa que poseen, pues desde principios del siglo XX se han mantenido en constantes combates y disputas.

En la actualidad, los peshmergas son reconocidos como las fuerza armadas del Kurdistán iraquí, un territorio que no es independiente, pero que después de la caída de Saddam Hussein goza de cierta autonomía, en el norte del país. 

Pero en los últimos años, los kurdos han sido una de las tantas víctimas del surgimiento del Estado Islámico, agrupación terrorista que ha ocupado parte de su territorio.

Ahora, los peshmergas son una de las principales fuerzas que iniciaron la ofensiva contra Mosul. Los “héroes” kurdos se disponen a dar una batalla clave en la liberación de la ciudad y otorgarle un duro golpe el EI, en un nuevo capítulo de su larga historia de combates.

La caída de Hussein

Después de la guerra de una colación internacional contra Irak por la supuesta presencia de armas de destrucción masiva (que a la postre nunca fue confirmada), el dictador Saddam Hussein se dio a la fuga. El ex aliado de Estados Unidos fue extensamente buscado por el territorio iraquí, controlado masivamente por fuerzas estadounidenses.

Pero pese al poderío de las fuerzas de la colación, fueron los peshmergas los que encontraron y capturaron Hussein. Tras entregarlo a EEUU, aseguraron que el Kurdistán iraquí fuera un territorio autónomo. De hecho, en esa federación integrante de Irak no puede ingresar el ejército iraquí.

La pista de Bin Laden

Pero la colaboración de los peshmergas con Estados Unidos no se detuvo con la entrega del dictador iraquí, también jugaron un rol clave en la captura de Osama Bin Laden. 

Fueron las fuerzas kurdas las que capturaron al mensajero del líder de Al Qaeda, quien a la postre entregó los primeros datos del lugar donde permanecía oculto el terrorista, en Pakistán.

Con esta información, las fuerzas estadunidenses lograron la captura y el asesinato del autor intelectual de los ataques a Las Torres Gemelas.

Hoy nuevamente los peshmergas combaten junto a Estados Unidos, claro que el enemigo es diferente: ahora se trata del Estado Islámico, grupo yihadista con el que las milicias kurdas también han mostrado su fiereza en combates en territorio Siria. 

Denuncias 

ONGs que trabajan en Siria e Irak, donde opera el califato del EI, han denunciado la violencia de los peshmergas contra civiles de origen árabe. Localidades que han sido liberadas por milicias kurdas han sido víctimas de graves violaciones y abusos. Se ha informado, de hecho, que pequeñas localidades civiles de árabes han desaparecidos, tras el paso de los combatientes kurdos.

 

PUB/AOS