Un internauta identificado como "Michel" fue el primero que compartió el video en su cuenta de Twitter, que también mostraba detalles íntimos del cuerpo de la joven de 16 años, acompañado de mensajes que bromeaban con que la chica había sido "deformada" por los hombres que "hicieron un túnel" en su cuerpo.

"Ésta aquí ya se embarazó con más de 30", era otra de las frases que se oía en el video, ya retirado de la red.

El material se viralizó en las redes sociales y levantó intensas reacciones. El presidente interino de Brasil, Michel Temer, repudió "con la más absoluta vehemencia" la violación de la adolescente.

"Es absurdo que en pleno siglo 21 tengamos que convivir con crímenes bárbaros como éste", señaló en una nota oficial.

La policía ya identificó a cuatro sospechosos de haber participado de la agresión que ocurrió el 21 de mayo en la periferia de Rio, la ciudad que en poco más de dos meses acogerá los Juegos Olímpicos.

"Hay indicios vehementes de que la joven fue violada", pero eso será confirmado por las pericias, declaró el jefe de la policía civil de Rio, Fernando Veloso, en rueda de prensa este viernes.

Según la prensa local, la misma joven declaró a la policía que había sido abusada por 33 hombres.

"No podemos decir si los agresores eran 30, 33 ó 36. La investigación lo determinará", señaló el jefe policial.

Los cuatro sospechosos identificados habrían tenido participación "directa o indirecta" en la violación y la divulgación de las imágenes. Fue precisamente la publicación del video lo que dio inicio a esta investigación y desde ahí se llegó a los supuestos agresores y a la familia de la joven.

"No me duele el útero, sino el alma. Gracias por el apoyo", escribió la adolescente en su página de Facebook, según el sitio de noticias G1, que ocultó su nombre.

Tras el ataque, la joven estuvo unos días desaparecida antes de volver con su familia, que asegura que todo esto se trató de la venganza de un ex novio. Ya recibió asistencia médica para evitar enfermedades de transmisión sexual y recuperarse de las heridas.

- Una "cultura" de la violación -

"Una vez más reafirmo mi repudio a la violencia contra las mujeres", publicó en Facebook la presidenta Dilma Rousseff, suspendida de su cargo en el marco de un proceso de destitución, que agregó a su foto de perfil una leyenda contra la violencia machista.

La divulgación del video generó una ola de rechazo en las redes sociales bajo consignas como "Lucho por el fin de la cultura de la violación". Para la noche del viernes se convocó a una protesta callejera en Rio.

Este caso no es aislado en Brasil. En una nota la noche del jueves, ONU Mujeres repudió este suceso y destacó que hace poco ocurrió uno similar en el estado de Piauí, en el noreste del país, con una adolescente de 17 años drogada y abusada por cinco hombres.

Luise Bello, una portavoz de la ONG feminista Think Olga, dijo a la AFP que "este caso no está fuera de la norma porque la cultura de la violación es muy fuerte en Brasil, parte de nuestro día a día, aunque se niegue".

Según datos recopilados por la ONG brasileña Foro de Seguridad Pública, en 2014 la policía brasileña registró una agresión sexual cada 11 minutos.

Teniendo en cuenta, según estos mismos datos, que apenas el 10% de los casos es denunciado, los investigadores estiman que la cifra real de violaciones en Brasil puede superar las 500.000 al año.

El tema ha sido debatido intensamente desde que el video fue publicado el miércoles pasado. Al mismo tiempo, internautas han criticado con fuerza que esta semana el actor de cine porno Alexandre Frota, que hace tiempo se jactó de haber violado a una mujer, fuese recibido en el Ministerio de Educación del gobierno interino.

Muchos también recordaron el episodio de 2014 entre el polémico diputado derechista Jair Bolsonaro y la legisladora de izquierda Maria do Rosario, a quien le gritó en la propia Cámara: "No te violaría porque no te lo mereces".

PUB/IAM