Comienza la temporada de agua: consejos para disfrutar tus tardes de piscina

Es hora de pasar nuestras tardes entre chapuzones, así que nos vamos preparando con recomendaciones para hacer de la piscina un espacio que puedas usar los 365 días del año.

Por Bárbara Carvacho

Tuvimos que esperar cerca de 300 días para, por fin, poder decir esto: ¡se abre la temporada de piscinas! Luego de un invierno frío lleno de chalecos y abrigos, es hora de sacar la loción solar y ponernos el bañador. Las piscinas están de regreso y ya no aguantamos las ganas de ocupar nuestras tardes frente a este espacio indispensable para sobrellevar las altas temperaturas.

“Está la tendencia de pensar nuestras piscinas con una doble utilidad, que en el verano sea como la conocemos pero que en el invierno no tengamos que botar esa agua y la podamos ocupar como pileta”, nos explica María Alejandra Powditch, experta en diseño de exteriores, patios y piscinas, quien agrega que el patio que rodea a la piscina ha mutado, sobre todo por el ahorro respecto al concepto de mantención y regadío.

Si tenemos que pensar en qué uso le vamos a dar en el invierno a este espacio, también tenemos que considerar todo lo que lo rodea. “Con el tema de la escasez del agua nos encontramos con la reutilización de recursos. Lo que veo como tendencia es ocupar superficies más duras que el pasto, que significa agua en riego. Ahora lo que hay son materiales que no requieran tanta mantención, pero entreguen la sensación de comodidad, como baldosas o madera”.

La tendencia urbana, como es Santiago, es pensar en un lugar acogedor con la dualidad de la vegetación y otras superficies. “Hay que tratar de encontrar plantas y decoración que sean reales al contexto que vivimos, si tenemos poco tiempo y sólo le dedicamos el fin de semana a nuestro jardín, pensemos en suculentas o cactus, que requieren menos manutención”, cuenta la experta.

Hay que entender que no sólo estamos hablando de la piscina, si no de nuestra nueva habitación exterior favorita, la más ocupada. “Démosle un doble uso, uno multifuncional. Donde habita nuestra piscina también podemos involucrar parrillas o canchas para jugar a la pelota, cosa que en invierno sólo tengamos que techar y obtener un nuevo espacio habitable”.

Según María Alejandra, la recomendación clave es tener todos estos extras lo más cerca posible de la casa, dejando más distanciada a la piscina. De esta forma, todo el uso secundario, como el quincho o el área de deportes y juegos, seguirá siendo lo más accesible durante las noches no tan cálidas y el eventual regreso del frío.

Pero antes de pensar en eso, tenemos que disfrutar del verano. Además de zonas de esparcimiento, la diseñadora nos invita a arriesgarnos con pequeños objetos de diseño y decoración que hagan de éste espacio uno mucho más amigable para pasar largas horas en él.

“Los imperdibles siempre son los accesorios de descanso. Una hamaca, reposera y un buen quitasol arman este ritual frente a la piscina, porque al final estamos complementando la tranquilidad que nos entrega el agua con estos extras que potenciarán el relajo tan necesario”, y eso es lo que buscamos al final: una tarde de descanso frente a nuestra nueva protagonista del verano.

En temas de colores y elección, Iarhemy Figueroa, Gerenta Comercial de Empresas Armas, invita a arriesgarse con la iluminación con el fin de darle un look especial. “Otras innovaciones son el uso de otros colores de pintura, que vayan más allá del clásico azul, y la utilización de cascadas”.

Piscinas

Las tendencias de las piscinas compartidas

No sólo en patios privados podemos tenerlas. Los proyectos inmobiliarios de departamentos apuestan por estos espacios como básicos, para mejorar la calidad de vida de los habitantes, pues es el perfecto punto común para dialogar y descansar en la misma medida.

“Las piscinas en los edificios pasan a ser una nueva plaza. Serán cada vez más comunes en las azoteas, funcionando como prolongación de los quinchos y transformándose en miradores desde donde se puede apreciar Santiago en altura”, explica Figueroa, apuntando a esta tendencia que ya aplicaron en el Paseo Distrito Estoril, de Las Condes. “En altura adquieren un valor especial para los usuarios, evitas el ruido del tráfico y de los transeúntes. Pueden ser el espacio de desconexión en medio del ajetreo de la ciudad”, agrega.

Nos gusta vincularnos con masas de agua, sean piscinas o lagunas, porque mejoran nuestra calidad de vida. Es por eso que inmobiliarias como Lo Campino están apostando a las tendencias mundiales de llevar el concepto un poco más allá.

“Además de las piscinas que ofrecemos en nuestros proyectos de departamento, también está la primera laguna cristalina navegable de la Región Metropolitana, con el sello Crystal Lagoons”, cuenta Jessica Arata, subgerente Comercial de Inmobiliaria Lo Campino.

Casas ubicadas en un perímetro de siete hectáreas que tienen acceso a esta laguna que permite la práctica de deportes acuáticos en un entorno natural, un plus para el desarrollo que suele pensarse en construcciones en comunas de mayor valor, pero, apuestas como ésta ofrecen excelentes entornos en comunas como Puente Alto, mejorando el estándar y calidad de vida de los residentes no sólo de los proyectos, si no que de todo el mercado inmobiliario.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo