Aunque estamos en pleno período de vacaciones, los uniformes y los útiles escolares ya llenaron las estanterías y las vitrinas del comercio. Muchos apoderados aprovechan este momento para comprar con más calma, sin tanta gente y sin tacos en las calles. Además, si compras en los meses de verano, puedes desconcentrar los gastos del temido mes de marzo, que suele darle tan duro a nuestros bolsillos.

Para que sea una experiencia agradable y tomes buenas decisiones para los productos que acompañarán a tus niños en sus desafíos y aventuras de todo el año, reunimos algunos consejos para que hagas una compra inteligente en útiles y uniformes escolares.

1.Revisa la confección y no aceptes nada más que excelente calidad

Las niñitas de hoy, no son como las de antes, y que bueno que sea así. Ellas corren, juegan, saltan, escalan, así es que si no quieres ver faldas escolares o jumpers deshilachados a la segunda semana de clases, asegúrate de que las costuras estén reforzadas en la basta. Lo mismo con los pantalones, donde además hay que fijarse en las costuras de la entrepierna. Sobre las camisas escolares, no hay mejor método que hacer que el escolar se la pruebe antes de pasar por la caja.

ESCOLARES 1 Gentileza

2. Sé la busquilla de los descuentos y ofertas especiales

Las grandes tiendas saben que estás de vacaciones y que tu interés principal no es comprar. Es por eso que muchos ponen en marcha grandes descuentos y ofertas especiales, para incentivarte a adquirir la ropa escolar o todos los materiales del colegio en esta época. Si no lo crees, haz la prueba, date una vuelta por tu centro comercial más cercano. Podrías encontrar grandes rebajas en los artículos que pueden ser más costosos como los zapatos escolares de tus pequeños.

3. Haz una lista, siempre haz una lista

Comprar a lo loco no te servirá de nada, salvo para gastar demás. Por lo que te recomendamos que, antes de adquirir el uniforme escolar de tu criatura escribas en papel o en una nota en tu teléfono móvil todos los ítems de los que se compone. Notarás que no se trata únicamente de una camisa, un pantalón y unos zapatos. Además, al tener apuntado todo lo necesario para conseguir el uniforme de tu hijo te será más fácil comparar precios entre unas tiendas y otras para elegir la mejor opción.

4. ¿Tres pares de calcetines? ¡A quién quieres engañar! Compra de a varios productos

¿Realmente tienes tiempo y dinero para lavar todos los días de la semana? Probablemente no. En primer lugar asegúrate de que tu retoño tenga suficiente ropa interior, compra varios calcetines porque con la mala costumbre de andar sin zapatos los gastan o los olvidan en deporte, las niñitas necesitan varias pantys en invierno. Adquiere unas cuantas camisas o blusas escolares, porque se van gastando.

ESCOLARES 2 Gentileza

5. Compra una talla más

Los niños crecen rápido, por lo que siempre hay que comprarles ropa con una o dos tallas más de la que realmente tienen en el momento de dicha compra. Así, evitarás tener que comprar otro uniforme exactamente igual al año siguiente, lo que se traduce en un ahorro más que importante.

Y como sabemos que el verano se acaba en un parpadeo, que desafortunadamente las vacaciones no son eternas y el nuevo año escolar está a la vuelta de la esquina, los invitamos a conocer más y a vitrinear desde la comodidad de un click la colección completa en este enlace.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo