Desde el 4 al 8 de enero 2021, 268 mil jóvenes rendirán la Prueba de Transición para la Admisión Universitaria, siendo éste el último hito de un largo proceso de preparación, el que además este año ha tenido una presión mayor, el covid -19.

La crisis sanitaria ha significado un aumento en el estrés y la ansiedad de los cientos de estudiantes, quienes se han visto afectados en varios aspectos, el principal, el cambio en su modalidad de estudio, el que migró a la virtualidad.

Por una parte, para este proceso de admisión los organizadores de la prueba han determinado acciones inéditas para llevar a cabo este proceso evaluativo. Entre las medidas, se encuentra la división de manera aleatoria en dos grupos de fechas para la rendición de la prueba; el primero el 4 y 5 de enero y el segundo 7 y 8 de enero, esto con el propósito de que puedan rendir la PDT en mejores condiciones, cumpliendo las medidas sanitarias, de distanciamiento físico, santificación; y de esta manera, de acuerdo a lo que señaló la Subsecretaría de Educación Superior, los estudiantes y sus familias puedan vivir el proceso con tranquilidad y seguridad.

El que los estudiantes puedan llegar preparados de la mejor forma, con las herramientas necesarias para poder enfrentar y manejar el estrés y/o ansiedad es fundamental. Es por ello, que las escuela de Sicología y de Enfermería de la Universidad Católica Silva Henríquez, entregan algunos consejos para los secundarios que en algunas semanas estarán rindiendo la PDT y puedan llevarlo a cabo con éxito.

1.- Organizar el hacer. Por más compleja que sea una situación, nunca dará lo mismo la actitud con la que la enfrentemos. ¡La actitud importa! Y, ¡puede hacer la diferencia! Además, las personas nos sentimos mejor cuando podemos hacer algo para enfrentar o cambiar lo que nos afecta.

Es por eso que resulta clave organizar el tiempo y decidir qué voy a hacer para vivir esta experiencia de mi vida del mejor modo para mí. Un buen consejo es armar un calendario con los días que quedan y establecer para cada uno, tareas y espacios de descanso razonables.

2.- Informarse. Los rumores se alimentan de temor, y crecen mucho en la desinformación. Asimismo, mientras más rumores, más ansiedad puedo sentir en torno a una situación desconocida, como rendir por primera vez una prueba. Por eso es clave que te informes en fuentes serias y confiables, que sepas cómo será la prueba, dónde la rendirás, a qué hora, qué tipo de evaluación es. Esta información te ayudará a anticiparte y sentirte más tranquilo.

3.- Cuidar los tiempos de descanso. Los jóvenes suelen descuidar con mucha facilidad sus tiempos de descanso: amanecerse estudiando o terminando algo pendiente. Pero para dar lo mejor de sí mismo, nuestro cerebro necesita del sueño nocturno y que respetemos su ciclo natural de descanso y vigilia: duerme ocho horas por la noche, esto ayudará a tu concentración.

4.- Cuidar la alimentación. Al igual que el sueño, lo que comemos influye en nuestra energía disponible y capacidades intelectuales. Es vital que te preocupes por alimentarte de manera sana, que tus comidas tengan nutrientes clave, que fomenten la concentración y la vitalidad. ¡Los frutos secos son una excelente opción!

5.- Meditar. Meditar es simple y no es una ocupación exclusiva de personas elevadas o místicas. ¡Meditar es para todos! Busca un tutorial en la web, practica y verás los resultados rápidamente.

6.- Buscar ayuda. Si me estoy sintiendo sobrepasado, si tengo problemas para dormir, si mis emociones resultan abrumadoras es tiempo de pedir ayuda. Puede tratarse de personas conocidas y de confianza, o de ayuda profesional. Contar con alguien que me escuche, que me enseñe a relajarme, puede ser muy importante.

7.- Prepararse un día antes. Es importante dejar todo preparado el día anterior, ya que ayudará a disminuir la ansiedad. Planifica el trayecto local, para tener el tiempo suficiente para llegar temprano al local de rendición y de esta manera, no ponerse nervioso. Cena liviano. No consumas cafeína o alcohol el día anterior y duerme temprano. Desayuna alimentos frescos y livianos, ya que el cerebro necesita glucosa para funcionar. Evitar consumir alimentos fríos.

8.- Reconocimiento. Debes reconocer tus propias capacidades, y la autonomía que implica este proceso. Este momento es importante, pero recuerda que no es el último momento importante. La prueba se repite todos los años y puedes volver a darla si consideras que es lo mejor.

9.- Medidas sanitarias. El hecho de exponerte, puede generar nervios o tensiones por el riesgo al contagio. Por ello debes tener en cuenta las medidas sanitarias.

El Ministerio de Educación y de Salud junto a los organizadores de la prueba, han tomado todas las precauciones para cumplir con las normas sanitarias. Pero tú también deberás tomar las siguientes precauciones.

  1. Llevar sólo lo necesario (cedula de identidad, lápiz, tarjeta de identificación, goma, alcohol gel) y llevar mascarillas de recambio.
  2. Si tu comuna está en cuarentena, deberás portar tu tarjeta de identificación para justificar tu traslado.
  3. ¡Recuerda! tu mascarilla debe cubrir tu nariz y boca, y si se encuentra húmeda debes cambiarla.
  4. Evita tocarte los ojos, nariz y boca. Es posible que te puedas encontrar con algún amigo/a en tu local de rendición, pero debes evitar el contacto físico al saludar.
  5. Cubrir la boca y nariz con el antebrazo o pañuelo desechable al toser y estornudar, no reutilizando y desechando pañuelos en contenedores con tapa.
Loading...
Revisa el siguiente artículo