logo
Entretenimiento
/ Canal 13 / Canal 13
Entretenimiento 06/05/2021

La cruda revelación de Katty Kowaleczko: “Mi papá mató gente”

La actriz rememoró su infancia y su relación con su padre, quien era polaco y vivió los horrores de la segunda guerra mundial.

“Tú en la guerra matas o te matan”. Esa era una de las frases que decía el papá de Katty Kowaleczko, según contó la actriz en el más reciente episodio de “De tú a tú” de Canal 13. Capítulo en que también habló de la violencia intrafamiliar vivida de parte de parte de su primera pareja.

La actriz rememoró su infancia y su relación con su padre, quien era polaco y vivió en carne propia los horrores de la segunda guerra mundial.

Según la actriz, su papá trataba de no hablar de la guerra. “Él mató gente”, reveló y dijo que eso no lo llenaba de orgullo. “A mi papá le tocó vivir eso, pasar hambre, y eso nos marcó en la crianza. Cuando terminó la guerra mi papá estaba prisionero, estaba inconsciente por la hambruna. Lo sacó la Cruz Roja. Iba inconsciente y dice que de repente aterrizaron y en la inconsciencia, sentía algarabía, la Marsellesa, y trataba de entender. Y se dio cuenta que la guerra había terminado. París lo recogió, lo becó y empezó a estudiar ahí. A rehacer su vida, rearmarse”.

Cuando él tenía 49 años conoció a la mamá de Katty, quien tenía 26. Y ella nació cuando él ya había cumplido. 50.

La actriz cuenta que su padre era un sibarita, y que después eso le pasó la cuenta. “No se cuidó, entonces a lo largo de 17 años tuvo 6 infartos, cada vez peor. Con cada infarto debía quedarse hospitalizado, pero él se arrancaba. Tomaba un poco de conciencia y decía ‘¡Ya! Me quiero ir'”. Agrega que “hoy día, de vieja, digo qué egoísta fue como papá también. Me tenía a mí de 7 años cuando le dio el primer infarto. Y fue un acto egoísta. Yo lo amaba“.

Si bien sus padres tuvieron un buen matrimonio, la intérprete cuenta que lo pasaron mal los últimos años debido a la enfermedad de su papá, quien murió cuando Katty tenía 23 años. “Yo tenía ganas de que se muriera porque sentía que lo estaba pasando tan mal, estaba tan enfermo. Tenía Parkinson además. Y siempre pensé que estaba súper preparada para la muerte de él. Pero no fue así“.