logo
Entretenimiento
 /
Entretenimiento 15/06/2021

Julio César confesó su debilidad: la malta con huevo lo deja “looooooco”

Julio César dijo que es típico de Concepción. “Si no estoy pololeando, me vuelvo loco, salgo de la casa. Manejo sin rumbo”, añadió.

Por : P.P.M.

Julio César Rodríguez, el conductor de Contigo en la Mañana de Chilevisión, tuvo un momento de debilidad cuando habló la mañana de este martes 15 con Monserrat Álvarez. Le confesó qué trago lo pone mal. En su caso de trata de la malta con huevo, que lo anima y lo hace vagar sin rumbo.

Álvarez le contó que a ella le habían recomendado ese brebaje cuando estaba amamantando, pero que no notó que tuviera mayor efecto. Julio César también habló de otras mezclas, como el Pantera Rosa, que tiene leche condensada y vino tino. Dijo que con ella hay que andar con papel higiénico. En caso de cualquier emergencia. Mañana llena de cosas para Julio César, que partió cuando se quedó encerrada debido a su perrita.

Así fue el diálogo, con recuerdos de JC de cuando volvía a Concepción desde Santiago.

Monserrat Álvarez: La malta con huevo es súper rica.

Julio César Rodríguez: No puedo tomar malta con huevo. Me vuelvo loco. Me vuelvo loooooco.

Álvarez: Cuando uno da de amamantar, cuando uno da pecho, y de repente tienes poca leche, te dicen así como para calla’o, incluso el pediatra, porque no te puede andar recomendando alcohol si estás dando pecho, pero dice ‘en caso extremo, malta con huevo’. Después caché que no hace tener más leche, sino que es porque uno toma harto líquido. Pero ahora hay cerveza sin alcohol, así que uno podría hacer malta con huevo sin alcohol.

Rodríguez: ¿Te acordai en nuestra época de Pony Malta? Era una malta sin alcohol. Es que yo era seco para la malta con huevo. La abuelita le decía a la mamá, ‘te afirma, ya pues tómate una malta con huevo para que te afirme’.

Álvarez: Tiene cebada, que es un cereal, tiene huevo. No, si es súper enjundiosa.

Rodríguez: Yo no puedo tomar malta con huevo, me vuelvo looooco. Me levante el…

Álvarez: Es un huevo crudo que se lo echai a la juguera y queda como una malteada.

Rodríguez: Con dos, uhh. Hay que tirarle dos huevos adentro, un poquito de azúcar. Bueno para la caña, bueno para todo. Si el problema es que te levanta mucho. A mí me deja eufórico. No puedo tomar malta con huevo. Si no estoy pololeando, me vuelvo loco, salgo de la casa. Manejo sin rumbo. Nooo, es que la malta con huevo es muy buena.

Álvarez: Yo la probé cuando estaba amamantando. No había tenido el honor de probarla y la encontré más rica de lo que pensé. ¿Pero es dulce? ¿Se le echa azúcar?

Rodríguez: La malta con huevo para los penquistas es bien tradicional. No, es con azuquitar. Sería… ese se llama Pantera Rosa. Un poquito de leche condensada. Tinto y leche condensada.

Álvarez: ¡Ay, noooo! Ese no me tinca.

Rodríguez: Con un poquito de Fanta… y un rollo de papel higiénico para andar en el portamaletas porque, ehhh. Oye. En Conce la malta con huevo es muy famosa. En la mañana los papás, malta con huevo en el desayuno. Mi papá era huevo a la ostra, que era crudo. Limón. Mi papá era un chef del huevo a la ostra. Después ya no se pudo comer más. Yo creo que mi papá andaba con caña sí. Después llegó la salmonella y nos borró todo esto.

“Yo muchos años, cuando volvía a Conce, sentía deseos de dos cosas. Lo primero era ir a tomarme una malta con huevo a un bar que se llamaba Stromboli. No sé si lo alcanzaste a conocer. Era un bar clásico”.

Álvarez: No, porque iba de chica. Pasé todos mis veranos allá. Cuando teníamos campo hasta que quebró mi abuelo. Nos quitaron el campo, nos quitaron la ferretería.

Rodríguez: Había un pasaje en el que estaba el Stromboli. Y ahí llegaba del viaje y me iba a tomar una malta con huevo. Y lo otro era irme a comer un completo parado, al Llanquihue o a la Fuente Alemana. Es que el completo de Conce es único. Después media hora en el wáter, pero bueno…