logo
Entretenimiento
 /
Entretenimiento 07/07/2021

“Bestia”: corto en stop-motion inspirado en brutal torturadora de la Dina Ingrid Olderock llega a Chilemonos

La Mayor de Carabineros era conocida como La mujer de los perros, porque usaba canes amaestrados para violar a personas detenidas.

Es difícil pensar en un nombre más certero para contar la historia de Ingrid Olderock que no sea “Bestia”, el título del cortometraje en stop-motion que llega a Chilemonos este viernes.

Porque en los 16 minutos que dura esta producción, se muestra a uno de los seres más siniestros de la dictadura. Se trata de la Mayor de Carabineros era conocida como La mujer de los perros. Un mote casi autoexplicativo, pero difícil de procesar. Porque Olderock usaba canes amaestrados para violar a las personas detenidas que tenían la mala fortuna de toparse en su camino. Sus labores las ejerció en el lugar de torturas llamado La venda sexy, tristemente célebre por utilizar animales en vejaciones.

Este trabajo se podrá ver este viernes como parte de la selección oficial del Festival Chilemonos (8 al 25 de julio). Competirá junto a otras 20 realizaciones en la categoría Cortometrajes Latinoamericanos.

Hasta ahora, la producción dirigida por Hugo Covarrubias ha conseguido buenas críticas. Por ejemplo, en el Festival Internacional de Cine de Animación de Annecy, el más importante del mundo en esta categoría, consiguió el premio Festivals Connexion en la edición 2021 realizada el mes pasado.

Según un comunicado, para Covarruvias “‘Bestia’ expresa, a través de un personaje con muchas aristas, el producto en carne de una sociedad macabra”. El realizador agrega: “En su cotidiano, nos introducimos en su mente y exploramos los miedos, frustraciones, sueños y delirios de este complejo personaje de piel de porcelana que pronto se verá resquebrajada, guardando en sus grietas su vida al servicio de la dictadura”.

“Bestia” es el tercer trabajo de Hugo Covarrubias como director y el primero que incluye a Martín Erazo (La Patogallina) como coguionista. Los anteriores fueron “El Almohadón de plumas” (2007) y “La Noche boca arriba” (2013).

Esta no es la primera obra artística que revisita la figura de Olderock.