Entretenimiento

Podemos Hablar: Epidemia recordó bochornosa anécdota que le impidió participar en Cachureos

Beto Espinoza, que le dio vida a uno de los personajes más recordados del espacio infantil, es uno de los invitados de este viernes en el estelar de CHV.

Podemos Hablar reunirá este viernes a cinco exintegrantes del desaparecido Morandé con Compañía para repasar algunas de sus anécdotas en el programa de Mega.

María José Campos, Francisca Signa, Hans Malpartida (Miguelito), Ernesto Belloni y Beto Espinoza participarán en el estelar conducido por Julián Elfenbein, donde algunos, como Espinoza, recordó la oportunidad en que se desmayó por culpa del alcohol y lo pasó como una enfermedad.

Quien diera vida al recordado personaje de «Epidemia» en «Cachureos» reveló que en 1992 tuvo que mentir para no pasar un bochorno en las grabaciones de una promoción del espacio infantil.

«Me desmayé curado en el año 92. Fui a tomarme unos copetes el domingo, porque el lunes era feriado. Yo tenía que ir hacer unas promociones de Cachureos, trabajaba para los niños y no podía estar involucrado con el copete, era súper desubicado», relató el comediante, quien reconoció que en aquella jornada se pasó de copas.

«Me curé hasta las patas, llegué a las siete de la mañana y tenía que irme a las 8:00 horas. Con el sentido de responsabilidad que siempre me ha caracterizado, me levanté y llego al baño. Me miré al espejo y no me acuerdo de nada más, la verdad. Me saqué la cresta y media en el piso, desmayado», contó Espinoza, que para no desentonar con los otros invitados habló y cantó los temas que le dieron fama como «Epidemia».

Por su parte, María José Campos contó la historia detrás del icónico traje con el que se hizo conocida como la «Porotito Verde».

Fue en el check-in de ingreso al programa donde Coté recordó el origen de su apodo artístico.

«Una gran amiga de esa época, que también trabajaba en televisión, tenía un clóset mucho más lindo que el mío. Le comento porque éramos compañeras en la academia de danza, que me había salido esta oportunidad (de bailar en el Morandé con Compañía) y ella me ofrece el vestuario, porque había estado en el Festival de Viña, justo ese año, pero no lo alcanzó a usar», señaló Campos, quien entre risas reconoció que «nunca más se lo devolví (el traje), nunca más lo pudo usar”.

La mentada amiga de la bailarina no era otra sino que Francisca Cigna, quien tras el recuerdo de Campos completó la historia en el programa de CHV.

«Nosotras trabajábamos juntas. Con su papá en la orquesta, hacíamos un montón de eventos. Mi traje era verde y el de María José era morado. En algún momento llamaron a María José para ir a bailar la mayonesa con una amiga, porque yo en ese momento trabajaba en otro canal y no me dieron permiso. Fue con otra chica. Así es que le dije: ‘ponte el mío’ y ‘ponte mi traje’, porque era más vistoso».

Tags

Lo Último


Te recomendamos