Entretenimiento

Imitador de Nino Bravo en “Yo soy” desmiente denuncia por no pago de arriendos desde 2019: “Siempre ha estado la intención de pagar”

Sebastián Hormazábal dice que las acusaciones de los dueños de la propiedad que mantiene en mora no se ajustan a la realidad. Los propietarios insisten en su versión.

Sebastián Hormazábal, el doble de Nino Bravo que participó en el estelar «Yo soy» de Chilevisión, salió este viernes a responder por la denuncia que un matriminio de adultos mayores realizó en su contra por mantener una deuda desde 2019 por el departamento que la pareja le arrendó a él y su pareja en la comuna de Lo Barnechea.

«Efectivamente hubo meses que no se pudo cumplir, porque no había trabajo. Específicamente yo no tenía trabajo estable y tuve que hacer un montón de otras cosas y lo que ganaba lo destinaba para pagar todas las deudas que tenía», arranca su defensa el imitador en una entrevista dada al portal duplos.cl, donde asegura que Juan Carlos Alvarado, un hombre de 64 años, fue violento con él y su familia.

Incluso asegura que el dueño del departamento «tiene una denuncia, que yo mismo realicé en la Fiscalía, porque él entró a la casa y amenazó a mis hijos que son menores de edad».

Los descargos del doble de Nino Bravo

«Hice la denuncia porque él amenazó con que iba a volver y quemar la casa ‘con todos tus cabros chicos adentro’. Además se jacta que tiene amigos traficantes y que van a ir personas a hacer daño», asegura el exparticipante de «Yo soy».

Respecto de su pareja, la paramédico Elizabeth Campos, quien firmó el contrato de arrendamiento en abril de 2014, Hormazábal explica que en la actualidad él no vive en la vivienda, sino que sólo lo hacen la mujer y sus tres hijos. Y que Campos, además, no trabaja en la Clínica Las Condes. «Podrían investigar y nunca va a aparecer que ella trabajó ahí», dice.

«Siempre ha estado la intención de pagar, nunca jamás de adueñarse del departamento», explica el imitador, quien le explicó a duplos.cl que «postularon al subsidio de arriendo para que los propietarios del inmueble fueran recibiendo parte del pago».

«Hemos hecho todos los esfuerzos para ponernos al día y esa fue la conversación que tuvimos con él, que le pagaríamos todos los meses que no quedaron cubiertos y nunca fueron dos años», insiste.

El drama familiar de Sebastián Hormazábal

«Hemos tratado de hacer todo de la mejor manera. Están los WhatsApp, siempre existió el compromiso de pagar todo (…) acá, nadie se ha querido hacer el tonto. Hay un compromiso que él aceptó y que cada vez que no hemos podido cumplir en algo se le ha dado una explicación», asegura el artista, que complementa su defensa explicando que dos de sus hijos tienen complicaciones de salud.

«(A uno) le dan unas crisis que paralizan sus extremidades. Está en constante revisión e incluso ha estado hospitalizado. Esta enfermedad viene de principios de 2019 y están los papeles médicos (…) Y tenemos otro hijo que se tiene que operar ahora porque tiene un problema inguinal», argumentó.

«Ella, junto conmigo, hemos hecho los mayores esfuerzos por estar al día con todo. En mi trabajo recién ahora están saliendo algunos shows, no dejamos de pagar porque sí», aseguró.

La respuesta de los denunciantes del doble de «Yo soy»

Sus dichos fueron prontamente respondidos por los dueños de la propiedad, quienes argumentaron a Publimetro que los dichos del artista no representan la realidad de los hechos.

Insisten en que tanto Hormazábal como su pareja no han pagado desde 2019 y que salvo un par de meses este año y algunos del año pasado, no han sabido más de ellos, como se constata en el hilo de WhatsApp que facilitaron y en el que se constata que desde diciembre de 2020 a julio de este año no existe algún comprobante de depósito.

Respecto de las amenazas de muerte que Hormazábal asegura que Alvarado les hizo a ellos y sus tres hijos, los dueños del inmueble aseguran que no son reales. «Por la amenaza de muerte y amigo de narcos, ya hablamos con nuestro abogado para sumar injurias y calumnias a la demanda contra ellos. Queremos que todo lo que ha declarado lo confirme en un juicio», dicen, a la vez que aseguran que la última vez que pudieron contactar en persona al artista fue precisamente el episodio donde Hormazábal indica que el hombre de 64 años habría amenazado a su familia.

«Los mismos vecinos vieron cómo nos trató, incluso ellos se nos acercaron para ofrecernos ayuda. Nosotros llamamos a Carabineros porque todos los que estaban ahí escucharon que Hormazábal me dijo ‘no vas a salir vivo de aquí’ y que me ‘iba a sacar la chucha si entraba de nuevo al departamento’. Carabineros llegó y nos dijeron a mí y a él que debíamos ir a la comisaría para ingresar la denuncia. No tuve ningún problema con eso, salvo que mi esposa no quiso que fuera porque ella no sabe manejar y no tenía como llevarse la camioneta, porque andábamos los dos solos», expone el dueño del inmueble.

Lo que también cuestionan en la defensa del artista, es la situación laboral de su pareja, que según el doble de Nino Bravo, no trabajaría como paramédico en la Clínica Las Condes. «Entonces, eso quiere decir que al momento de firmar el contrato (2014) nos mintieron con los antecedentes de trabajo de la esposa, porque una de las condiciones que exigimos para firmar ese contrato de arrendamiento era que tuviera un trabajo estable», explican.

Con todo, aseguran, que luego de las declaraciones del artista no esperan ningún tipo de acuerdo fuera de tribunales. «Tuvo su momento de hacerlo, ahora todo se verá en juicio con abogados», finalizan.

Tags

Lo Último


Te recomendamos