logo
Entretenimiento
/ La Red / La Red
Entretenimiento 15/09/2021

Corte de Apelaciones anula sanción del CNTV contra La Red por entrevista al Comandante Ramiro

La conversación con Mauricio Hernández Norambuena, más conocido como el Comandante Ramiro fue amonestada por el CNTV

A mediados de marzo, La Red tiró una bomba televisiva. En el programa “Mentiras verdaderas”, emitieron una entrevista a Mauricio Hernández Norambuena, más conocido como el Comandante Ramiro. Como era de esperarse, la conversación con el exlíder del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, Mauricio Hernández Norambuena fue denunciada al Consejo Nacional de Televisión (CNTV). De hecho, consiguió la mayor cantidad de denuncias de ese mes. Ya en abril, el CNTV aplicó cargos contra a la señal emplazada en Macul por “falta de pluralismo”. Ante esto, La Red apeló y la Corte de Apelaciones de Santiago anuló la amonestación.

Según un comunicado de la estación, la sentencia (rol 296-2021) la Octava Sala del tribunal integrado por la ministra Mireya López, el ministro Alejandro Rivera y el abogado (i) Francisco Javier Ovalle, consideró que no corresponde aplicar sanción ya que el condenado hizo uso de su derecho a libertad de expresión y no se vulneraron las normas del pluralismo político.

Sobre esto, se explicó: “Que las entrevistas, se rigen por la Ley Nº 19.733, sobre Libertades de Opinión y Ejercicio del Periodismo, la que en su artículo 8º inciso 2º, establece que ‘el periodista o quien ejerza la actividad periodística no puede ser obligado a actuar en contravención a las normas éticas generalmente aceptadas para el ejercicio de su profesión'”.

A su vez, se explicó en el fallo, en el Código de Ética del Colegio de Periodistas de Chile, en su número 3º del Capítulo I, señala que “él o la periodista no manipulará, bajo ninguna circunstancia, ni será cómplice de modificar, alterar u omitir dolosamente la información”.

Pero hay más. Pues se agrega: “Que Mauricio Hernández Norambuena responde frente a las preguntas que hace su entrevistador, respecto de su vida, de su situación en prisión, de los hechos por los que fue condenado, dando opiniones respecto de las circunstancias en que se dieron esos hechos y también respecto al acontecer político actual”.

Al terminar la Eduardo Fuentes hizo comentarios que fueron importantes para esta decisión. Al periodista dijo: “Nosotros no promovemos como programa, ni como canal la violencia, nos interesa oír a los protagonistas de la historia, no romantizamos nada, ni defendemos posiciones, nos interesa escuchar a los que han estado ahí en momentos que van a quedar para siempre en los registros, queremos conocer su perspectiva, lo que los movió en ese instante, usted decidirá si está de acuerdo o no con esas motivaciones, ustedes son adultos”.

Fuentes no se quedó ahí. El comunicador agregó respecto al canal: “Hemos escuchado a militares acusados de violaciones a los derechos humanos de delitos de lesa humanidad y hoy tenemos la oportunidad de escuchar la versión de un miembro del FPMR desde la cárcel y creemos que acá caben todos”.

Sobre el pluralismo

La sentencia señala sobre esto: “Así, no parece acertado aseverar que, para cumplir con las exigencias de pluralismo -como requisito de un correcto funcionamiento- sea necesario que el entrevistado sea cuestionado o contrarrestado en su opinión por su entrevistador, sino que el funcionamiento del canal debe ser analizado en un sentido amplio, y lo cierto es, que, la misma concesionaria sostuvo realizar este tipo de entrevistas también a militares acusados de violaciones a los derechos humanos para conocer su versión de los hechos en los que se vieron involucrados, aspecto que permite a las personas adultas que ven el programa, conocer la opinión de cada entrevistado.”

Además. para la Corte de Apelaciones hay algo más que se debe considerar. “Que el pluralismo, además, debe entenderse en un contexto de derecho a la información y de libertad de expresión y opinión”.

“Por último, cabe indicar que la entrevista a Mauricio Hernández Norambuena, permitió a este último ejercer su derecho a la libertad de expresión manifestando sus opiniones, que pueden ser calificadas por el auditorio como verdaderas o falsas, pero no por ello dejan de ser simplemente opiniones que pudieron agradar o desagradar a los espectadores, pero de ninguna forma el desagrado puede llevar a censura o la sanción, como tampoco se puede señalar que esa entrevista se hubiere dado en un ambiente en que se pudo haber infringido el respecto a la diversidad política como se señala por el CNTV, dado que se trata de una entrevista, motivo por el cual se debe acoger la reclamación y en definitiva dejar sin efecto la sanción que se aplicó por el CNTV a la recurrente”, se dijo en el fallo.