logo
Esfuerzo Pyme
Aunque no se crea, ciudades como Pucón no tenían servicio de delivery hasta que apareció Hambriento.com / Esfuerzo Pyme
Esfuerzo Pyme 03/03/2021

Delivery chileno y sureño, eso es Hambriento.com

El delivery fue fundamental durante la pandemia y lo seguirá siendo se vaya o no el Covid. La gente ya se acostumbró a tomar su celular y pedir, porque la economía y las costumbres son otras.
Aplicaciones de entrega a domicilio hay varias, pero ahora nos detenemos en una por tres motivos: es ciento por ciento chilena, de región y los repartidores pactaron sus ingresos.
Se trata de Hambriento.com, aplicación creada por Felipe Correa y Hugo Castillo. Ellos como buenos emprendedores ante la situación precaria que vivía su ciudad por la baja del turismo, buscaron una forma de generar ingresos para sus bolsillos y también dar empleo a sus afectados coterráneos.

Delivery en Pucón

La plataforma es similar a las que operan en la capital, pero con el plus de ser desarrollada ciento por ciento por chilenos y estar, asegura Castillo a Esfuerzo Pyme y Publimetro, siempre atenta al bienestar de sus repartidores, “porque son una pieza fundamental”, destaca.
Este emprendedor detalla con alegría y orgullo cómo se originó esta “hambre” por darle vida al emprendimiento de delivery en su zona: “En Pucón vivimos del turismo y no existen aplicaciones internacionales de reparto como en las ciudades grandes. Primero se nos ocurrió contactar a estas empresas para hacer alguna alianza y nos respondieron que no. Fue ahí que decidimos desarrollar algo desde cero”.

Tiempo récord

¿Cuánto se demoraron en crear la plataforma?

Dos meses. Partimos haciéndola en abril del 2020 y en junio empezaron los primeros pedidos. Los locales nos dieron buena aceptación, pero nos costó dar a entender cómo funciona esto.

-¿No entendían el concepto delivery?

-Tuvimos que evangelizar con el tema. Decir a los locatarios lo importante de digitalizarse y tener buenas fotos de sus productos. No tenían fotografías ni cartas digitales ni e-commerce. Todo eso lo empezamos a ofrecer y fuimos sumando personas para dar esos servicios.

-Ya no sólo era el reparto.

– Claro. Por ejemplo, incorporamos fotógrafos que antes se dedicaban al turismo que se había paralizado por la pandemia para sacarle fotos a los restaurantes y hacer sus catálogos. Como pymes fuimos reactivando la economía local. Había mucha gente sin trabajo en la zona: garzones, gente de cocina, mucamas, y Hambriento.com nos dio la posibilidad de reactivar el empleo y que las cocinas de los locales siguieran funcionando, porque la palabra delivery no existía en Pucón hasta ese momento.

Prueba de fuego

-¿Cómo fue entrar en este negocio desconocido para ustedes y los puconinos?

-Ha sido muy gratificante y con harto trabajo, porque debimos hacer mucha campaña por redes sociales, poner letreros posicionando Hambriento.com en las retinas de las personas. Provocar hambre online era el objetivo. Tuvimos una marcha blanca muy larga, de junio a diciembre, con el objetivo de que, al llegar el verano, con una gran cantidad de turistas, estuviéramos preparados para ese flujo mayor y los locales listos con sus cartas digitales para recibir al público.

La cuarentena de enero fue una prueba del fuego para el delivery de Hambrientos.com. Y salieron bien parados
La cuarentena de enero fue una prueba del fuego para el delivery de Hambrientos.com. Y salieron bien parado

-Justo en enero decretan cuarentena en Pucón, ¿qué significó para ustedes?

-Cuando la decretan, con Pucón lleno, tuvimos una explosión del delivery ya que la gente no podía salir a comprar. Fue nuestra prueba de fuego. Nos fue muy bien gracias a la respuesta de los locales, pero por sobre todo de parte de nuestros repartidores.

Repartidores y delivery

Muchos repartidores de las grandes aplicaciones alegan del poco compromiso de la empresa hacia ellos, ¿cómo abordan eso ustedes como app de delivery chilena?

-Para nosotros son un engranaje muy importante, muy distinto a cómo funcionan en las grandes ciudades. Ellos son la fortaleza de esto. Si están contentos va a resultar todo bien. De hecho, llegamos a un acuerdo donde los propios repartidores fijaron su tarifa, para que sus ingresos sean suficientes para pagar sus cuentas y vivir bien.

Los propios repartidores fijaron su tarifa, para que sus ingresos sean suficientes para pagar sus cuentas y vivir bien, aseguran en Hambrientos.com.
Los propios repartidores fijaron su tarifa, para que sus ingresos sean suficientes para pagar sus cuentas y vivir bien, aseguran en Hambriento.com.

-¿Hambriento.com podría extenderse a más ciudades?

-Hoy tenemos 45 locales en Pucón y seguimos sumando. Pronto empezaremos a estar presentes en Villarrica, donde ya tenemos 22 locales registrados. Luego en Temuco, donde llevamos inscritos 18 restaurantes. Vamos a seguir creciendo.