logo
Esfuerzo Pyme
/ Susana usó toda su fuerza de mujer para sacar adelante su emprendimiento y su vida.
Esfuerzo Pyme 09/03/2021

Susana, emprendedora con fuerza de mujer

Susana Berríos es hoy una emprendedora exitosa. Tiene su pyme y con ella no sólo ha cambiado su vida, sino la otras personas.

Pero su vida no ha sido fácil. Nació en una familia de escasos recursos, donde la idea de ingresar a la universidad era nula. Pero eso no la derrotó. Poco a poco buscó la forma de alimentar la necesidad de conocimientos que tenía.

Formó su familia y apoyó a su marido de ese entonces en su crecimiento profesional. Pero aún así ella buscaba algo más a nivel profesional y personal. Sentía que sus condiciones laborales no eran las mejores para todo el trabajo que realizaba, quería crecer. “Lo pasé muy mal en ese trabajo. Siempre tenía ese pendiente de la parte académica. Un día me dije: ‘Estoy puro webeando’.

-¿Y eso por qué?

-Me dije: ‘Ya he hecho tanto por los demás, ahora haré algo por mí. Mi marido no me apoyó económicamente. No quería que dejara a los niños solos. Fue un porrazo súper grande eso.

Amor propio

Con la desesperanza de no poder luchar por sus metas personales como mujer y la fuerte desvalorización que comenzó a tener de pareja, Susana buscó todas las oportunidades para poder independizarse. Hacer valer su talento y trabajo.

– ¿Qué empezaste a hacer?

-Trabajé en la feria vendiendo colaciones. Luego me dieron la oportunidad de trabajar en cocina con bomberos. Mi marido no quería, ya que era parte de la institución. Aun así, decidí hacerlo. No podía dejar que me cerrara las oportunidades.

Con fuerza de mujer

Cada curso que tomaba, significaba también ser víctima de violencia psicológica por parte de su esposo. Él jamás la apoyó y se encargó de bajar su autoestima a lo más mínimo. Insinuando que su crecimiento profesional no tenía valor. “En esos años yo tenía mi autoestima muy dañada, pero todo lo que realicé gracias a los cursos me ayudó a creer en mí. A trabajar en el amor propio. Pasé por cosas realmente difíciles, pero nunca me rendí”, asegura a Esfuerzo Pyme y Publimetro.

Y así fue. Luego de potenciar sus habilidades como emprendedora, buscó la oportunidad que necesitaba para transformar todo ese aprendizaje en una fuente laboral concreta. “Siempre me enfoqué en tener una empresa distinta, aunque tenía miedo”

-¿Distinta en qué sentido?

-Quería era tener una empresa de puras mujeres. Un día me metí al mercado público y salió una licitación en Peñalolén. Eso me cambió la vida. Uno tiene tantas ganas y fuerzas cuando parte que lo hice. Postulé, me lancé a la piscina y quedé. Fue maravilloso para mí.

Emprendedora, su vida

Ahí nació Susana Producciones, su empresa. Esta pyme le permitió no solamente desenvolverse en lo laboral, sino que darle empleo a gente a través del servicio de catering para eventos.

Esta oportunidad la llenó de fuerzas y cambió su vida. Se separó, consiguió su casa propia, un lugar físico para establecer su empresa y desde ahí la vida solo le ha sonreído.

-¿Qué significa ser emprendedora en tu vida?

– Mi emprendimiento me alimentó el alma. Para mí fue liberarme de un montón de cadenas. Todos los días me demuestro lo que valgo, porque por mucho tiempo me dijeron que era mala, que no podía. Lo principal es creerse el cuento y salir adelante, hay que ser perseverante. No es fácil, pero se puede.

-Después de todo lo que te tocó vivir, ¿cómo te sientes actualmente?

– -No ha sido fácil, tampoco en este último tiempo. La pandemia nos hizo retroceder un montón a los que trabajamos independiente. Pero la verdad es que me siento realizada y muy valorada. Me he ganado el reconocimiento de la gente con la que trabajo en la municipalidad, y no hay nada más lindo que eso. Además, es difícil emprender cuando uno es mujer, cuesta más.

¿Quién es Susana?

Durante marzo entregaremos todos los días la historia de una emprendedora. Esta es Susana Berríos