logo
Esfuerzo Pyme
Felipe Moreno partió con maceteros de plantas para cocinar y luego giró a las ornamentales, como las suculentas. / Esfuerzo PymeFelipe Moreno partió con maceteros de plantas para cocinar y luego giró a las ornamentales, como las suculentas. / Esfuerzo Pyme
Esfuerzo Pyme 03/05/2021

Maceteros porta retratos, la reinvención de un arquitecto

Felipe Moreno perdió su trabajo de diseñador industrial y arquitecto hace un año, y debió reinventarse. Y lo hizo en su propia casa, en la ciudad de Viña del Mar. Juntó materiales, madera y plantas, más su talento para diseñar y las técnicas manuales y empezó a armar coloridos maceteros. Idea que a las semanas se transformó en el emprendimiento Mi Casa Taller, en Instagram @mi_casa_taller_.

“Con el tema del encierro pensé en hacer cosas manuales, porque siempre me ha gustado eso y reparar cosas. Empecé a ver por Instagram tanta gente que vendía productos y me dije: “Cómo a mí no se me va a ocurrir hacer algo”. Y así fue como comencé a hacer maceteros en Mi casa taller”, cuenta Felipe a Esfuerzo Pyme y Publimetro.

Felipe inició su emprendimiento confeccionando maceteros para plantas para cocinar. Luego viró a las ornamentales.

¿Y por qué maceteros?

Partió con macetas de plantas para cocinar y luego giró a las ornamentales, como las suculentas. “Se me ocurrió el tema de los maceteros. Hacerlos y ponerlos en Instagram, pero sin ánimo de vender, sólo mostrar. Y ahí empezó a salir gente a la cual le gustó. Hubo interesados y preguntaban cuánto valían. Noté que gustaron y querían comprar. Así partió todo, en julio de 2020”, explica.

-¿Qué vino después?

– Empecé a hacer diseños. A construir, armar la página de Instagram. Tener un nombre, de hecho, le puse Mi casa taller, porque lo hago en mi casa. Partí acorde a la acción y reacción de la gente por redes sociales. Si les gustaba, lo vendía y así empezó a surgir. Me fijé que a la gente le gustaba mucho el tema de las plantas y hay mucha oferta en el mercado. Me propuse hacer algo diferente, vi por ejemplo que estaba lleno de cosas para terraza, que se cuelgan. Darle otras funcionalidades, ideas, uso de color en relación con la madera. Así están los maceteros porta retratos.

Este es uno de los productos que más le piden a @mi_casa_taller_

Ciudad Jardín

-¿Cuál es tu sello?

-Cada diseño tiene el nombre de una calle de Viña. Al principio le iba a poner Modelo 1, Modelo 2, pero después me dije: “Vivo en Viña, mejor identificarlas con al Ciudad Jardín”. Y empecé a ponerle nombre de las calles cercanas a mi casa. Quiero seguir haciendo cosas distintas. Hace poco hice un macetero que a la vez es porta retrato, estoy de a poco viendo otras posibilidades.

-¿Trabajas con más gente en tu taller?

-Trabajo solo. Esto me tiene muy entusiasmado por la reacción de la gente y eso me da ganas y ánimo de hacer cosas nuevas y distintas. Pensar en qué producto sacar, qué mejoras puedo hacer.

Maceteros por Chile

-En tiempos de pandemia, ¿cómo ha sido obtener los materiales para tus maceteros?

-Al principio no era complicado encontrar la madera, pero ahora está más difícil y caro. Las plantas las obtengo de un proveedor en Concón y por los temas de movilidad y la cuarentena también se ha complicado. Por eso ahora hago suculentas, porque son más chicas y fáciles de transportar. Pero pese a todas dificultades, me ha ido muy bien. Acabo de enviar mi primera venta a Santiago, porque hasta el momento sólo me llegaban pedidos de la Quinta Región.

-Es un buen momento para crecer…

-Claro. Por ejemplo, antes yo entregaba los pedidos. Ahora estoy subcontratando para los envíos. Estoy muy contento con el resultado y es interesante como todo se ha ido acomodando en el camino, porque esto partió como una idea de mostrar mi trabajo y luego se empezó a vender.

Te recomendamos

Piuke es una palabra del mapudungun que significa “corazón”. Y ya que todos sus productos los hace con el corazón y mucho amor, Osvaldo Rojas bautizó su emprendimiento de plantas y maceteros de madera como Jardín Piuke, conoce su historia.