Esfuerzo Pyme

Bolsos ecológicos, biodegradables y estilosos

Bolsos ecológicos, biodegradables y estilosos

Bolsos 80 por ciento reutilizables y 20 por ciento biodegradables. Así define su producto Juliana Mierez. Una argentina radicada en la comuna de Machalí, región de O’Higgins, quien vio una oportunidad para emprender, y la tomó.

El 2016 con la entrada en vigor de la Ley 21.100, que prohibió la entrega de bolsas plásticas, intuyó que había que hacer un producto que las reemplazara. Así fundó My Way Ecobag. Un emprendimiento que utiliza residuos textiles para fabricar estilosos y resistentes bolsos.

“Se me ocurrió vender bolsos para mercado, pero que fueran confeccionados con telas naturales como arpillera y algodón. Con lo poco que tenía y con la ayuda de mi novio, compré todos los materiales que necesitaba. Confeccioné unos 30 bolsos. El diseño fue mío. Mis hermanas me ayudaron con el logo y cómo presentar los productos”, cuenta a Esfuerzo Pyme y Publimetro.

Ya han pasado cinco años desde ese inicio. Y con la asesoría del Instituto 3IE, y que con el apoyo de Sercotec Rancagua y SernamEG de O’Higgins, puedo exponer sus bolsos en una muestra en París, Francia. Y ponerlos en varios mercados y tiendas nacionales.

Lo malo se fue a un bolso

La historia de Juliana Mierez y su emprendimiento es la que muchos han pasado. Quedó cesante, no encontraba empleo y hasta sufrió discriminación de género. “Me presente a una entrevista laboral. Al finalizar, me dijeron que no era apta ya que ellos estaban acostumbrados a trabajar con hombres y que quizás no podía soportar la tensión de estar sola con ellos”, recuerda.

-Así de sencillo.

– Sí. Ese día llovía, hacía frío. Salí corriendo de ese lugar llorando como si fuera el fin del mundo. Pero en ese momento exacto algo se prendió en lo más profundo de mi ser y me dije: “¡Tranquila! Tú puedes hacerlo. ¡Desde ese momento mi vida cambio!”.

Ases en los bolsos

Ese mal rato muy criticable, le sirvió. Juliana despejó su mente y vio un mercado con la promulgación de la ley que prohibía las bolsas pláticas. Con la idea entre ceja y ceja, se lanzó.

“Con 30 bolsas estaba preparada para comenzar este viaje lleno de alegrías y sacrificios. A medida que pasó el tiempo, los bolsos se fueron modificando. Quería que se complementaran con un beneficio para el medio ambiente y la sociedad. Por eso busqué cómo hacerlos ecológicos y biodegradables”, recuerda.

-¿Cómo fue ese proceso?

– Gracias a la colaboración del boliche Del repuesto Rancagua, comencé a forrar los bolsos con bolsas de gran contención. Y la arpillera (tipo de tela gruesa y áspera) la cambie por el yute biodegradable. Conseguí un bolso con un 80 material reutilizado y 20 por ciento yutes biodegradables.

Por el Planeta

-¿De qué manera hacen la recolección del material necesario?

-Recolectamos los materiales. Nuestro gran proveedor es el mercado Lo Valledor. Ahí nos han entregado más de 3.000 kg de plásticos y textiles. También hay otras empresas que nos dan este tipo de desechos.

-¿Y el tratamiento de los plásticos, telas y yuta utilizados?

-Procedemos a la recolección. Luego las separamos, sanitizamos y comenzamos el desarme completo de la prenda. Por ejemplo: una parka reutilizamos su forro, la tela media (acolchado) el exterior e incluso hasta los cierres. Es un trabajo que requiere muchas horas y dedos pinchados. Una vez desarmado por completo, procedemos al rediseño de la prenda o plástico que terminan en alguna parte de nuestros bolsos o mochilas. El yute es exportado, lamentablemente en Chile no existen plantaciones de yute.

-¿Qué diferencia tienen tus bolsos con respecto a otras bolsas estampadas que se autodenominan ecológicas?

-Principalmente en el diseño innovador. Nuestro súper reciclaje es realmente de calidad. No existe un diseño igual en Chile. Además, de que cada bolso o mochila son únicos. Nuestra línea de bolsos, por ejemplo, pueden contener hasta 35 kg y con una duración de más de cuatro años. Estas características son imposibles de ver en los bolsos que ofrecen ciertas tiendas.

Reutilizables y biodegradables

-¿Qué significa que tus productos sean reutilizables y biodegradables?

-El yute es biodegradable. Es un tejido natural que puede descomponerse en elementos químicos naturales por la acción de agentes biológicos como el Sol, el agua, las bacterias, las plantas o los animales. Además, usamos plásticos o telas que pueden cumplir su tercer ciclo de vida. Nuestros bolsos son tan coherentes de diseño atemporal y minimalista que los hacen compañeros de por vida a tu estilo de vida.
-Los chilenos, ¿estamos acostumbrados a usar la moda sustentable?

-La moda sustentable es un gran desafío. Hoy en día aún no es tan masiva su producción ya que involucra un proceso costoso y más complejo. En Chile, paso a paso se abren clientes comprometidos con el consumo responsable. Cuando partimos hace cinco años el comportamiento era diferente.

-¿En qué sentido?

-Si veías algo de producción reciclada o reutilizada, lo primero que se pensaba era en precios bajos. Hoy ya todo es diferente, hoy nos encontramos con un cliente más informado, consciente y responsable”.

Emprendedora de bolsos

-¿Qué fue lo que más te costó de este emprendimiento?

-Introducir el modelo de negocio. Pero mi convicción siempre se mantuvo firme, porque jamás pude desatender el problema mayor: la contaminación plástica y textil. Esto, unido a la necesidad de enseñar y mostrar que se pueden elaborar productos de calidad con desechos y ayudar a personas en situaciones complejas mediante la costura. Eso siempre fue la luz que me guio y me guía hacia mis sueños.

-Para terminar, un consejo a los que desean emprender.

-Que es el camino más duro, pero el más satisfactorio porque todo lo mejor que tienes, se vuelve energía imparable, perseverancia y organización. Y que el mayor impulso está en su corazón, la vida es más fabulosa cuando se emprende, adelante, conócete y arriésgate.

Te recomendamos

Moda sustentable. Un concepto que lentamente se está instalado en el comercio de la ropa alrededor del mundo. Y Margarita Reynolds, quien fue testigo de este movimiento mientras vivía en Inglaterra, armó su emprendimiento en Chile con esta idea. Conoce su historia

Tags

Lo Último


Te recomendamos