logo
Esfuerzo Pyme
Jorge Ramírez ya lleva un año llevando las frutas y verduras frescas a las plazas de Ñuñoa. / Esfuerzo PymeJorge Ramírez ya lleva un año llevando las frutas y verduras frescas a las plazas de Ñuñoa. / Esfuerzo Pyme
Esfuerzo Pyme 24/06/2021

Frutas y verduras frescas en la esquina de su plaza

Frutas y verduras fresas, y directo a su plaza. Esa es la promesa que hace y cumple de lunes a viernes Jorge Ramírez con su verdulería y frutería móvil.

“Con la pandemia y las cuarentenas la Municipalidad, a instancia de las Juntas de Vecinos, se contactó con varios feriantes. La propuesta era que se instalaran con permisos en las plazas. Así partí, y estoy muy contento como se han dado las cosas”, comenta a Esfuerzo Pyme y Publimetro.

El proyecto se inició en marzo del 2020 en tres plazas: Luis Uribe, lunes y jueves; Plaza Sucre, martes y sábado y Melvin Jones, miércoles y viernes. “Y la gente lo agradece mucho, ya que bajan de sus departamentos, compran lo que necesitan y suben. Bueno, algunos, especialmente los adultos mayores, se quedan conversando un rato y les hace muy bien”, continúa Ramírez.

-Mientras te esperaba para la entrevista vi que tenías lista de fiados.

-Algo así. Hay mucha gente que ya conocemos y la tenemos en la lista del Whatsapp. Luego de comprar les mandamos la cuenta, ellos hacen el traspaso bancario y nos mandan el comprobante. Así funciona, y muy bien.

Gracias, frutas y verduras

Jorge estudió turismo, trabajó en algunas agencias de viajes y por los contactos que hizo, se fue a vivir a los Estados Unidos. “Allá estuve 15 años. Hasta el 2010. Por el terremoto que hubo en Chile ese año, me vine a ver cómo estaba mi gente”, relata.

Como hablaba inglés fluido, le fue fácil encontrar pega en hoteles en Santiago. “Era buen trabajo, pero con horarios imposibles para estar con mi familia. En esos días mi hijo tenía sólo meses. Lo veía poco, porque mayoritariamente hacía turnos de noche. Fue así como opté por mi familia y renuncié”, recuerda.

“Esa determinación me llevó al comercio. Vendía varias cosas hasta que llegué, casi por casualidad, a las frutas y verduras. Y lo digo con mucha alegría: es uno de los mejores trabajos que he tenido. Me encanta”, asegura entusiasmado mientras ve su camioneta y toda su mercadería puesta.

-¿Qué encontraste en las frutas y verduras que te entusiasmó tanto?

-El trato con la gente. El que se sienta feliz con las frutas y verduras que les ofreces. Que te digan que está muy buena, me llena de orgullo. Porque yo trabajo para eso.

El proyecto se inició en marzo del 2020 en tres plazas: Luis Uribe, lunes y jueves; Plaza Sucre, martes y sábado y Melvin Jones, miércoles y viernes.

Emprendedor

Dentro del orgullo que siente Jorge por su negocio, está el hecho “que económicamente nos permite vivir tranquilos y como este trabajo es esencial, no me he visto en la imposibilidad de no poder trabajar”, destaca.

-¿Qué más crees que te ha dado este negocio?

-Primero, mucho orgullo de ser emprendedor. El hecho que todo el sacrificio que haces, como levantarse a las 03:45 de la madrugada para ir a La Vega, te sirve y le sirve a la gente a la que atiendes. Además, tras un año es inevitable crear lazos.

-A los caseros les gusta esa cercanía con sus feriantes.

-En Ñuñoa todavía hay ese espíritu de barrio y en estos días de pandemia y de cuarentena, los que vienen a comprar aprovechan de conversar un poco, especialmente los adultos mayores. Con el tiempo vas conociendo sus historias, te haces parte de su vivir.

También lee la historia de

Reparto a domicilio. Venta en plazas. Productos frescos hechos por emprendedores. También dulces para los niños y niñas. Eso es lo que ofrece La Pepi. El emporio móvil de Pía Ravani y su pareja, Renzo Pécoli. Conoce acá su historia de emprendedores