logo
Estilo de Vida
/ shutterstock / shutterstock
Estilo de Vida 15/06/2021

Arroz con leche: el secreto para que quede cremoso

La receta del arroz con leche ha pasado de generación en generación, pero ahora te contamos cómo hacer que quede cremoso y perfecto

Por : Nueva Mujer / María Bermúdez

El arroz con leche es uno de los postres más populares del mundo y en cada uno de los países existen variaciones y formas de preparación.

Dulce, suave y aromático, el arroz con leche es una de esas delicias que podemos consumir bien sea frío o caliente, por lo que es ideal para cualquier estación del año.

Aunque se trata de una receta con pocos ingredientes, en algunos casos se añaden elementos para dar un toque exótico como por ejemplo licor de anís al término de la preparación. Hay quienes le ponen cáscara de limón o de naranja para aromatizar, además de las especies clásicas que no pueden faltar en este postre: canela y clavitos.

La cocción es importante

El método de cocción es fundamental para lograr un arroz con leche cremoso, para ello es clave que no abusemos del calor y nos armemos de paciencia para esperar que el grano obtenga la consistencia idónea a un fuego de medio hacia abajo. En este proceso debemos revolver de cuando en cuando para ayudar a que los almidones de suelten.

El arroz adecuado

Si bien el arroz con leche se puede hacer con cualquier tipo de grano, algunos resultan más favorables para lograr la cremosidad que tanto nos gusta de este postre tradicional, que se incrementa cuando usamos arroz de grano medio entre los que destacan las variedades conocidas como Carnaroli y bomba.

Arroz con leche, receta de la abuela

Esta es una de las formas de preparar arroz con leche, pero no la única. Muchas personas asocian este postre con su infancia, pues los lleva a evocar aquellas entrañables reuniones familiares. Para esta versión se necesita:

Ingredientes:

  • 250 gramos de arroz
  • 500 ml de agua
  • 500 ml de leche
  • 4 clavos de olor
  • 1 rajita de canela
  • Cáscara de limón entera (1/4 de un limón grande)
  • 2 yemas de huevo
  • 1 lata de leche evaporada
  • 200 gramos de azúcar
  • 50 gramos de pasas (opcional)

Modo de reparación:

En una olla grande vertemos el arroz con los ingredientes líquidos a fuego bajo. En esta fase añadimos la canela, los clavos de olor y la cáscara de limón. Es importante que no descuidemos la cocción para que no se queme.

Con una batidora de mano mezclamos las dos yemas de huevo y la leche evaporada. Luego incorporamos esta mezcla añade a la olla con el arroz cocido, en caso que se haya secado se puede añadir más leche si te gusta más líquido y seguimos la cocción a fuego lento.

Esta fase puede demorar entre 3 y 5 minutos, es importante rectificar la preparación para que alcance la consistencia deseada. Ya para terminar se añade el azúcar y las pasas. Se retira del fuego y se deja reposar. Algunos le ponen un toque de vainilla al gusto. Los más expertos consideran que el arroz con leche sabe mejor cuando lo dejamos reposar de un día para otro en el refrigerador.

shutterstock

Arroz con leche bajo en calorías

Si eres de las personas que prefiere una versión más ligera del clásico arroz con leche, esta receta es perfecta para que te des un gusto sin sentir remordimiento.

Ingredientes:

  • 1 litro leche descremada o vegetal
  • 200 gramos arroz blanco o integral
  • Edulcorante a gusto 
  • 2 ramitas de canela
  • 20 gramos canela en polvo
  • 5 trozos cáscara de limón, aunque la cantidad es a gusto

Modo de preparación:
Se pone el litro de leche a calentar con la cáscara de limón, de naranja y la rama de canela, hasta que hierva. Cuando empiece a hervir se baja el fuego y se añade el arroz, dejándolo cocer durante 20 minutos moviendo de vez en cuando.
A continuación se añade el edulcorante  y seguimos cociendo a fuego lento durante otros 15-20 minutos hasta que el arroz adquiera una textura cremosa. Sacamos la canela y las cáscaras de las frutas y servimos en un bol añadiendo la canela en polvo.

Hay quienes recomiendan retirar las cáscaras y los fragmentos de canela y clavo de olor una vez que el arroz haya reposado varias horas en el refrigerador, con esto se garantiza una mayor concentración de todos esos sabores que serán la delicia de nuestro paladar.