Extraordinaria jornada de Valdivia: hizo magia, dio dos pases gol y rompió el maleficio ante la UC

El Mago fue uno de los puntos altos de Colo Colo en la Supercopa. Reclamó, armó juego, asistió y salió ovacionado en su primera victoria ante los Cruzados.

Por Pedro Marín Roldán

Era un partido especial y así lo fue para Jorge Valdivia. El Mago volvía a defender a Colo Colo de manera oficial después de 11 años y en su reestreno las hizo todas y rompió un maleficio que tenía: festejar en un partido ante Universidad Católica.

El Mago había disputado dos duelos oficiales ante los Cruzados y en ambos había perdido (2-1 el año 2005 y 3-2 en el 2006), dos duros golpes que incluyeron una polémica expulsión en el segundo de esos duelos.

Por lo mismo, la final de la Supercopa era especial para el volante y simplemente, deslumbró en el Estadio Nacional de Ñuñoa.

Cuando fue anunciado en el estadio en el once inicial del Cacique se llevó una gran ovación, la misma que recibió cuando fue reemplazado a los 90 minutos.

Ya a los tres minutos de juego bajaron los primeros aplausos por su talento. El jugador intentó sacar un consejo de un sombrero y hacer magia desde el arranque del duelo para marcar diferencias.

A los 6' reclamó un lateral a favor del Cacique que el asistente se lo dio a la UC. A los 11' provocó la amarilla para el argentino Diego Buonanotte, quien le entró fuerte sobre el Mago.

A los 42 y 43 minutos abusó del juego fuerte y cometió algunas faltas, en las cuales merecía amarilla, pero el juez Julio Bascuñán no lo consideró así.

Complemento de cierre

En el segundo lapso subió su nivel de juego y demostró que es el 10 que necesita Colo Colo: pidió siempre el balón y busca habilitar a sus compañeros de ataque de manera precisa.

Fue así como a los 74 minutos tras una gran jugada de Jaime Valdés, dejó sólo a Esteban Paredes para cerrar la goleada 4-1 ante la UC, la cual fue su primera victoria ante los estudiantiles.

A los 90' fue reemplazado por Marcos Bolados y se llevó una rotunda ovación de la parcialidad alba. Luego festejó el título junto a su esposa e hijos, se sumó a la vuelta olímpica minutos después que sus compañeros, fue el último en salir del vestuario y el único que habló con los medios en zona mixta.

La Magia volvió a Colo Colo y ya comienza a ilusionar a los hinchas con un semestre lleno de alegrías.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo