El intenso y "desesperado" partido de Pablo Guede: Gritó y pidió insistentemente a sus jugadores salir del fondo

El entrenador de Colo Colo se cansó de pedirle a sus pupilos que adelantaran las líneas y que le achicaran los espacios a Universidad Católica en campo rival. Al final celebró una ajustada victoria.

Por Pedro Marín Roldán

Colo Colo logró una ajustada victoria por 1-0 ante Universidad Católica en el estadio San Carlos de Apoquindo, duelo que le sirve al Cacique para seguir con vida en el Torneo de Transición y en el que el entrenador Pablo Guede vivió un intenso compromiso, donde se desesperó en pedirle a sus pupilos en que adelantaran las líneas.

Como es habitual, el argentino fue el primero en descender del bus al llegar a un recinto deportivo. Con absoluta calma ingresó al camarín y luego dispuso de los trabajos físicos a un costado del vestuario, ya que la cancha no estaba en buen estado. Ya con el pitazo inicial de Patricio Polic, el técnico comenzó a vivir de manera muy intensa el compromiso.

Desde el primer minuto dejó en evidencia su preocupación: La UC presionaba más y dominaba el balón y además, el juego de Carlos Villanueva no lo tenía conforme, ya que no estaba acompañando a Esteban Paredes en ofensiva como lo habían trabajado. A eso, se sumó que durante gran parte del pleito hizo constantes gestos a sus jugadores para que salieran a presionar más arriba, en especial en la primera fracción.

Cuando fue amonestado Óscar Opazo, llamó al juez Polic y le recriminó las faltas que había dejado pasar y sin mostrar tarjeta amarilla a los jugadores cruzados. El DT conversó en cada instante con su ayudante Gustavo Grondona quien le indicaba que movimientos se estaban realizando de forma incorrecta.

Lo que el técnico quería en cada momento era que sus jugadores adelantaran sus líneas y no entregarle el campo a los Cruzados, algo que se reflejó en el segundo tiempo. Pese a que no dominaron el balón, se ubicaron mejor en el terreno de juego, hilvanaron jugadas colectivas (como la del gol), pero carecieron de profundidad en varios pasajes.

El gol del Torta Opazo lo festejó con el puño cerrado, con los integrantes de la banca y lo tranquilizó un poco, pero tras la expulsión de Claudio Baeza volvió a sacar a relucir su lado más eufórico y gritó "Araya"(Jorge Araya) y "Lucho" (Luis Pedro Figueroa) quienes corrieron inmediatamente al lado del DT para recibir instrucciones e ingresar al terreno de juego.

Una vez realizada las modificaciones vivió un pequeño "altercado" con Jorge Valdivia, quien fue reemplazado por Araya. El Mago no entendía el cambio y le pidió explicaciones a Guede. El DT con un gesto evidenció su molestia y luego el volante le dijo que estaba para seguir jugando a lo que el argentino le dijo "ya está, no te enojes por boludeces".

Los últimos minutos fueron de sufrimiento. Se molestó, al igual que el Mago, porque Andrés Vilches no corrió a un pase en profundidad de Araya y en cada balón que llegaba al área miraba "desesperado" y luego se aliviaba al ver que sus jugadores alejaban el peligro.

Ya con el pitazo final, el técnico abrazó a sus jugadores y luego se retiró a camarines donde mantuvo la cordura y luego en conferencia de prensa explicó el cambio de Valdivia y la forma de jugar que está adoptando Colo Colo, que quizás no es tan ofensiva, pero que en los últimos partidos, es efectiva, ya que le permitieron encadenar dos victorias al hilo, algo que, no había ocurrido en el torneo de Transición.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo