Uno a uno de la UC: Los Cruzados pasaron por encima a la U, pero no le hicieron ni un rasguño

La Católica mejoró en el clásico contra los azules, pero sus ganas y buen trato de balón contrastaron con el escaso peso en una ofensiva que no hizo daño.

Por El Gráfico Chile

La Universidad Católica se retiró del pasto del Nacional con una derrota por 1-0 contra la la Universidad de Chile, un resultado engañoso porque los dirigidos por Mario Salas dominaron, especialmente en el segundo tiempo. El despliegue mostrado y el buen trato de balón contrastaron con el escaso poder ofensivo ante las bajas de Santiago Silva y Diego Buonanotte, transformando al equipo en una armada sin poder de fuego.

El uno a uno:

Cristopher Toselli: Con poco trabajo, se enfocó en transformarse en líder del equipo desde atrás. Tuvo una ingrata tarde porque no tuvo nada que hacer en el gol de David Pizarro que llegó destapado para liquidar y anotar el 1-0.

Stefano Magnasco: Se esperaba más de su aporte ofensivo porque en la faceta defensiva estuvo muy aplicado tapando las peligrosas incursiones ofensivas de Jonathan Zacaría. Poca precisión y no llegó hasta la línea de fondo.

Benjamín Vidal: Paradójicamente de lo más peligroso en el cuadro cruzado. Llegó dos veces a liquidar las pelotas paradas y sus cabezazos estuvieron a punto de batir a Johnny Herrera. En lo defensivo impecable hasta que tuvo que retirarse resentido.

Branco Ampuero: La marca zonal que hizo con su compañero de zaga no tuvo ripios y controlaron completamente a la potente ofensiva azul. Pinilla fue un fantasma bajo su sombra y si no hubiera sido por la llegada en soledad de Pizarro hubiera tenido un 7 en el clásico.

Germán Voboril: No está a la altura de un equipo como Universidad Católica y cuesta creer que haya sido refuerzo que venía desde Primera División en Argentina. La U no tuvo incursiones por su sector pero su timidez y exceso de aplicación no lo transformaron en un referente ofensivo, aprovechando esa ventaja.

César Fuentes: Lo suyo es la refriega, fue el encargado del trabajo silencioso en labores defensivas donde lo hizo bien. Cuando debió acompañar para darle volumen ofensivo a la UC se quedó a medio camino.

Luciano Aued: Bien. Demostró que los clásicos no lo intimidan y las exigencias de un volante mixto son lo suyo. Fue el jugador cruzado que dio más pases acertados y si hubiera tenido un poco más de velocidad podría haber liquidado las ocasiones que se creó.

José Pedro Fuenzalida: En sus pies estuvo el empate en el primer tiempo y falló en el momento definitivo, cuando estaba en inmejorable posición. Estuvo en el trabajo y lo hizo bien en el desborde. Tuvo que retirarse exhausto.

Carlos Espinosa: Irregular. Fue el que más intentó en la generación de juego y hasta remató con peligrosidad al arco de Herrera que salvó volando. Le falta para ser el 10 que necesita un equipo grande como la UC y eso se nota en partidos de la talla de un Clásico Universitario.

Fernando Cordero: Católica perdió porque no tiene peso ofensivo y eso es en parte su culpa. Con su característica técnica, no pudo dar un pase con ventaja para Vargas, ni ganar un mano a mano con la endeble defensa de la U.

Jeisson Vargas: No fue ni 9, ni generador de juego. Tampoco pateó con peligrosidad al arco y en el segundo tiempo fue un fantasma. La falta de compañeros peligrosos en ofensiva disminuye su potencial, ya que se vio solo y careció de ideas para cambiar la historia.

Cambios:

Germán Lanaro: Entró sin problemas a controlar los escasos embates ofensivos de la discreta propuesta de la U cuando se lesionó Vidal.

José Luis Muñoz: Entró muy prendido, sus desbordes cambiaron el partido. Tuvo la más peligrosa de la UC gracias a su velocidad y enganches, con los que dejó en ridículo a Felipe Seymour en plena área y su remate se fue al palo. Si juega así, debería ser titular.

David Henríquez: Debutó en los clásicos sin entrar en acción, sigue siendo una apuesta a futuro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo