Los cinco factores que tienen a Colo Colo sin ganar hace tres partidos

La falta de ritmo de Octavio Rivero, la lesión de Julio Barroso, el bajo nivel de Jaime Valdés y la ausencia de un volante por izquierda, son algunas de las causas del pobre desempeño del equipo de Pablo Guede.

Por El Gráfico Chile

Los famosos imponderables, los cuales siempre temió Pablo Guede, se hicieron presentes en el Monumental y tienen a Colo Colo sumergido en una pequeña crisis, con tres partidos sin ganar.

Una derrota ante Palestino (2-1) y un empate contra O'Higgins (1-1) en el plano local fueron los antecedentes previos al estreno en la Copa Libertadores, donde los albos cayeron por la cuenta mínima frente a Atlético Nacional. En los tres partidos, se han repetido varios factores que se han convertido en claves para explicar esta sequía de triunfos del Cacique.

La lesión de Julio Barroso y los problemas defensivos: Coincidencia o no, pero en los últimos tres partidos no ha estado presente el defensa nacionalizado chileno por una lesión lumbar. Tras la caída ante los árabes, Guede advirtió que deben aprender a ganar sin Barroso y aún tiene esa tarea pendiente. El dato no es menor: el Almirante había disputado 21 duelos consecutivos, siendo el único jugador de cancha que no había salido de la oncena titular, y en el último encuentro que se había perdido, Colo Colo cayó por 1-0 frente a San Luis, el 23 de abril del año pasado.

Sin Barroso, Juan Manuel Insaurralde ha sido el líbero y no ha podido suplir al Almirante de buena manera. Si bien no ha cometido grandes errores, no ha logrado ordenar a sus defensores y ha tenido complicaciones para salir jugando, dos características que sobresalen en Barroso. Guede no se convence con la línea de fondo y pese a que el Chaco, Matías Zaldivia y Felipe Campos venían siendo titulares, en la derrota ante los cafeteros dejó en el banco al ex Palestino y retrocedió a Claudio Baeza, quien cumplió una buena labor.

La falta de un volante por izquierda: Brayan Véjar, Nicolás Orellana y Gabriel Suazo han sido los tres jugadores que se han disputado el puesto de volante por izquierda, pero no han convencido al técnico. Todos han mostrado destellos de buen juego, pero ninguno se ha ganado la titularidad. Justamente, este puesto puede ser ocupado por César Pinares, a quien el técnico espera con ansias, pero la demora en la llegada del CTI tiene al jugador sin poder ver acción en el Campeonato Nacional y en la Copa Libertadores.

El bajo nivel de Jaime Valdés: Uno de los jugadores más desequilibrantes en la conquista de la estrella 32 fue Valdés. El Pájaro deslumbró con su talento, buen manejo de balón y desbordes que descolocaban a los equipos rivales. Al parecer, el mediocampista extravió todo eso, ya que ha estado muy al debe, con un bajo rendimiento, y ha sido reemplazado en casi todos los duelos. Esta situación no le ha permitido a Jorge Valdivia mostrar todo su talento, puesto que lo marcan entre dos o tres oponentes, quienes lo "sacan" del partido con reiteradas faltas.

Esto también ha mermado la idea de juego de Colo Colo, que carece de variantes para generar peligro en ofensiva, donde Valdés es uno de los jugadores que suele romper los esquemas de los equipos rivales.

La falta de ritmo de Octavio Rivero: El delantero uruguayo se recuperó de su lesión en la rodilla izquierda y sumó sus primeros minutos ante Palestino (45'), mientras que contra O'Higgins jugó el partido completo. Pese al poco ritmo de competencia, Guede apostó por el Uru en la titularidad frente a Atlético Nacional y el ariete jugó 70', en los cuales mostró su garra, pero dejó en evidencia su falta de fútbol y, sobre todo, de gol. El charrúa no conectó de buena manera un cabezazo ante los cafeteros y en los encuentros anteriores no estuvo fino en la toma de decisiones frente al arco.

Rivero es uno de los jugadores clave para Guede, por lo que confía en que pueda estar en su máximo nivel a partir del duelo contra el Bolívar, el 14 de marzo en la altura de La Paz.

La "Paredes-dependencia": Seis de los siete goles que ha convertido Colo Colo en la presente temporada han sido de Esteban Paredes. El artillero albo anotó en las primeras tres fechas (dos a Deportes Antofagasta, tres a Audax Italiano y uno a Palestino). Frente a O'Higgins ingresó en el segundo tiempo y estrelló un balón en el travesaño, mientras que el único tanto del Cacique fue de Matías Zaldivia.

Ante Atlético Nacional estuvo bien marcado y no pudo generar peligro en el arco rival, pese a que el equipo juega para él. En la gran mayoría de las jugadas de ataque, el balón debe pasar por Paredes o tener al Tanque como último receptor. Un claro ejemplo de eso fue el gol contra Palestino, donde Rivero aguantó de espaldas y habilitó a su compañero de ofensiva.

Quieran o no, la "Paredes-dependencia" comienza a asomar en Colo Colo.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo