Alexis Sánchez deja de lado su "low perfil" y toma el liderazgo de la Roja en medio del "caso Bravo"

Por decisión propia, el delantero enfrentó los micrófonos para referirse a la polémica automarginación del capitán y avisó que feliz portaría la jineta en la selección chilena.

Por Diego Espinoza Chacoff

Siempre en silencio, evitando los micrófonos y tratando de hablar sólo en la cancha. Invariablemente, Alexis Sánchez ha buscado mantener un perfil bajo antes, durante y después de los partidos con su equipo o con la selección chilena. Para el Niño Maravilla es tan importante el fútbol, que difícilmente se sale de libreto. Ya sea que haga una buena o mala presentación en el terreno de juego, evade a la prensa.

La única excepción a esa regla es en los compromisos comerciales personales, de equipo o de la Roja, donde se muestra tal como es: un niño en cuerpo de grande, al que le fascina todo lo que tiene que ver con el fútbol. Todo esto, eso sí, siempre fuera de un período de concentración deportiva, donde el tocopillano sólo se enfoca en el siguiente rival.

f Alexis Sánchez se sumó a los entrenamientos de la Roja y ya asume el liderazgo que le corresponde / Photosport

Sin embargo, esta norma de Alexis quedó atrás este miércoles en Suecia, luego de que el delantero tomara una jineta imaginaria y saliera a dar explicaciones por el polémico caso de Claudio Bravo. El arquero decidió automarginarse de la Selección, luego de que no se le cumplieran las exigencias que le hizo a la ANFP para sumarse al naciente proceso de Reinaldo Rueda, provocando una nueva crisis en la Roja.

Ante esto, y tras vivir su primera jornada de entrenamientos con la Roja en Estocolmo, el ariete del Manchester United sacó la voz por el resto del plantel. Les avisó a sus compañeros que hablaría con Bravo y lo hizo, les dijo que enfrentaría a la prensa para aclarar cualquier malentendido o polémica que se comenta en las redes sociales, y así fue. Y advirtió que no tiene inconveniente alguno con ponerse la jineta real.

"Yo no tengo ningún problema, quiero lo mejor para el grupo. Después de hablar con Claudio y con mis compañeros, les dije que quería hablar y me dijeron 'dale, anda tú', pero el capitán es Claudio. Si hay oportunidad de serlo, lo haré de buena forma y feliz", indicó el tocopillano, en medio de una conferencia que se enfocó exclusivamente en tratar la polémica del arquero del Manchester City, a excepción de algunas preguntas de los periodistas suecos sobre sus compatriotas Zlatan Ibrahimovic y Victor Lindelof, que también juegan en Old Trafford. 

Al ser el máximo goleador en la historia de la Roja y una de las grandes figuras del fútbol mundial, Alexis por fin entendió que tenía que asumir el rol protagónico dentro de un equipo quebrado por no ir a Rusia 2018 y así lo demostró al contestar con seguridad absoluta todas las consultas de la prensa, sin achicarse. Si hasta encaró a los que, fuera de contexto, le preguntaron por su relación amorosa. "Yo sólo vengo a hablar de deporte", cerró tajantemente.

Con un rol estelar al interior del equipo, y sabiendo que debe dejar de lado su estampa de Niño, Maravilla sabe que debe asumir la jineta física de la Selección ante la ausencia de Gary Medel contra Suecia, por la expulsión en el último amistoso frente a Rumania, y dar la cara por sus compañeros dentro y fuera de la cancha.

Catalogando al plantel de la Roja como su "familia" en las redes sociales y como "alumnos nuevos" a la generación entrante que pretende potenciar Rueda, Alexis piensa en la Copa América de Brasil 2019 y en el Mundial de Qatar 2022, donde es de esperar que él sea el líder consolidado e indiscutido de un equipo que busque nuevas glorias para la selección nacional.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo