Escasa continuidad, tres equipos y varias lesiones: el turbulento primer paso por Europa de Nicolás Castillo

El goleador chileno saltó muy joven al viejo continente, pero nunca se pudo consolidar. Tras su gran paso por México, su objetivo es la revancha y consolidarse.

Por El Gráfico Chile

"El futuro está en Europa, ahí es donde quiero ir, a jugar por cosas importantes, Champions League, así que vamos a ver ahora con los partidos con la selección para aprovechar", con estas palabras Nicolás Castillo confirmó su salida de Pumas tras dos temporadas en el equipo azteca, donde logró ser el goleador del equipo y se convirtió en uno de los protagonistas de la Liga MX.

Si se confirma la venta del delantero chileno a Europa, el goleador nacional volvería a un continente donde vivió momentos de dulce y agraz debido especialmente a las lesiones.

Todo comenzó en la temporada 2013/2014, cuando el delantero salió de Universidad Católica para fichar en el Brujas de Bélgica con apenas 20 años, club donde vivió su mejor momento futbolístico en Europa: 30 partidos, 13 como titular y 10 goles.

El 21 de agosto del 2014, Castillo sufrió su primera lesión en Bélgica, cuando sufrió un esguince leve en el tobillo antes de jugar contra Grasshoppers y estuvo dos semanas fuera de las canchas.

La segunda lesión de gravedad fue en abril del 2015. Esa vez, el jugador dejó Brujas y firmó por Mainz de Alemania, club en el que acompañó al también nacional Gonzalo Jara. Sin embargo, este paso fue un rotundo fracaso al jugar sólo 25 minutos en toda la temporada, ya que allí sufrió la rotura del ligamento lateral de la rodilla derecha. Ese inconveniente le impidió jugar mucho y también lo dejó fuera de la Copa América Chile 2015.

Debido a los pocos minutos que sumó en Alemania, saltó al modesto Frosinone de Italia. En el equipo italiano la situación no fue muy distinta, ya que apenas estuvo en seis partidos, tres como titular y no marcó ningún gol. Para peor, Castillo sufrió un desgarro en el aductor en la pierna izquierda a fines de noviembre, que lo dejó fuera el resto del año.

Tras eso, el goleador decidió hablar con la dirigencia de Brujas, club dueño de su pase hasta ese momento, y pidió el préstamo a Universidad Católica para revivir su carrera desde principios de 2016.

Y fue la mejor decisión de su carrera, porque en la UC revivió personal y futbolísticamente al marcar 24 conquistas en 23 partidos en ese año, y logró llevar a los cruzados a tres títulos (Torneo de Clausura, Supercopa de Chile y Torneo de Apertura), con un histórico bicampeonato, tras lo cual pasó a Pumas de México.

¿Será la revancha para Castillo?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo