Chile entre los privilegios del local: los otros casos donde el equipo favorito fue evitado por el anfritrión

Tras la revelación de Michel Platini que en el Mundial de 1998 se "arregló" una final Brasil-Francia, revisamos otros hechos cuando el cuadro de casa tuvo un cuadro "favorable".

Por El Gráfico Chile

Michel Platini lanzó una bomba este viernes al revelar que el Mundial de 1998 tenía "arreglado" el hecho que Brasil y Francia no se enfrentaran hasta la final, un "sueño" que si se dio y que terminó con victoria gala.

Es sabido que estos hechos siempre están en boca de todos, pero que nadie se atreve a decir públicamente, pero al revisar algunos cuadros es obvio que el cuadro local siempre tiene "privilegios" al momento de los sorteos y el armado de los cuadros, especialmente si todo sigue su cauce normal y si los equipos logran ganar sus zonas grupales.

A continuación revisamos otros ejemplos recientes de un local tuvo un cuadro "favorable"

Mundial de Italia 1990: La escuadra azzurra, como buen local, apareció en el Grupo A y su objetivo principal era evitar a los dos finalistas de México 1986: Argentina y Alemania Federal hasta la final. Y así fue, pero los italianos no contaban con que los trasandinos fueran terceros en su grupo y finalmente se enfrentaron en semifinales, donde ganó Maradona y compañía. Los germanos si cumplieron la lógica y llegaron a la definición, la que ganaron por 1-0 al país vecino y se tomaron revancha de lo ocurrido cuatro años antes.

Copa América 1993: Ecuador, el local también tuvo el privilegio del anfitrión, aunque por accidente la jugada casi le sale perfecta. Esto porque el plan inicial era ponerse del otro lado de Argentina, campeón defensor, que cayó al grupo C y que no se enfrentaba al grupo A (de los locales hasta la final). El rival idea era Brasil en semfinales, pero los pentacampeones no ganaron su zona y quedaron del local de los argentinos, que los eliminaron en cuartos de final, por lo que se generaba una ocasión única para la Tri. Pero los ecuatorianos perdieron en semifinales con México y los trasandinos -del otro lado del cuadro- pudieron alcanzar la final y luego vencieron a los aztecas.

Copa América 1997: Bolivia era el local, uno que no está acostumbrado a las grandes instancias, y debía aprovechar su condición junto con la altura para poder conquistar la gloria en casa. Y el rival a evitar allí era el campeón del mundo Brasil, quien se ubicó en el grupo C, mientras que los altiplánicos aparecieron en el B, cuyos ganadores no se medían hasta la final en La Paz. Y así fue, bolivianos y brasileños cumplieron la lógica, llegaron al encuentro cumbre, pero para mala suerte del anfitrión, el Scratch no sufrió con la altitud y ganó el título con un contundente 3-1.

Copa América 1999: Paraguay repitió la fórmula en su torneo, evitando a Brasil hasta la final, como ha sido en los casos anteriores. Es más, se le dio la opción perfecta, porque Argentina no ganó su grupo y se enfrentó al Scratch en cuartos de final. Sin embargo, la escuadra guaraní, pese a ganar su zona, cayó en cuartos de final con Uruguay y se despidió del sueño del título. ¿El campeón? Sí, fue Brasil, que le ganó a los charrúas en la definición por 3-0.

Mundial Japón-Corea 2002: Los dos locales Japón y Corea del Sur tenían una tarea titánica en casa, y el sorteo de ese Mundial dejó mucha tela para cortar. En primer término, considerando si se diera la lógica de los favoritos ganando sus grupos, puso a japoneses y surcoreanos por lados distintos del cuadro. Además, Alemania e Italia se enfrentaban en cuartos, al igual que Francia y Brasil, finalistas del último Mundial. Sin embargo, italianos, franceses y la Argentina de Bielsa defraudaron, por lo que germanos y brasileños siguieron su camino derecho a la final, donde los sudamericanos con Ronaldo a la cabeza se alzaron con el penta.

Copa América 2004: Perú tenía la responsabilidad de ser local y el sorteo indicó que los peruanos (en caso de ganar su zona) no se enfrentaría a Brasil y Argentina hasta la final si los dos gigantes de Sudamérica se quedaban con sus grupos. Pero los resultados no se dieron, porque los peruanos y los trasandinos fueron segundos en sus zonas y chocaron en cuartos, con triunfo albiceleste. Brasil, por su parte, tampoco quedó primero, pero se las arregló para llegar a la final, la cual ganó a los de Marcelo Bielsa por penales. No se dio esta vez, pero el camino de los peruanos estaba despejado.

Mundial de Alemania 2006: Un gigante como Alemania también hicieron lo mismo que Francia en 1998. Se sacaron del camino a Brasil hasta la final, quedando por lados distintos. Pero esta vez, ninguno de los dos pudo llegar a la final, porque los locales perdieron en semifinales con Italia, mientras que los brasileños sucumbieron en cuartos con Francia. ¿La definición? la Azzurra derrotó a les Bleus y se coronaron por cuarta ocasión como campeones mundiales.

Copa América 2011: Como ya es costumbre en los torneos sudamericanos, Argentina -organizador de esta edición- y Brasil debían evitarse hasta la final, como se esperaba. Sin embargo, la lógica nunca se dio, porque tanto argentinos como brasileños -que incluso siendo segundos en sus zonas no se enfrentaban hasta una eventual definición- cayeron en cuartos de final. Al final, la ganancia fue de Uruguay que se quedó con la corona.

Mundial de Brasil 2014: Brasil y Argentina, sorteo hecho para que los dos gigantes sudamericanos no se enfrentaran hasta una hipotética final. Y casi se da, pero Alemania lo evitó en semifinales humillando al Scratch con un 7-1 para la historia. En la final, los germanos derrotaron a los trasandinos en tiempo extra, llevándose la copa a Europa.

Copa América 2015: Chile, como organizador del torneo, se "sacó" del camino a Brasil y Argentina hasta la final. Los dos gigantes de América iban por el mismo lado, aún ganando sus grupos, y así iba todo hasta que los brasileños perdieron en cuartos con Paraguay. Chilenos y argentinos si avanzaron hasta la final, la que ganó la Roja por penales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo