El escritorio no pega a Argentina: La expulsión que arrastraba Tucu Hernández no afectará a Independiente

La suspensión por doble amarilla del Tucu no arriesgará un castigo a los de Avellaneda debido a la prescripción de la sanción.

Por El Gráfico Chile

La Copa Libertadores vive uno de los momentos más tensos de su edición 2018 tras la polémica generada por el caso de Carlos Sánchez, en la llave que disputan Independiente de Avellaneda y Santos de Brasil.

La alineación indebida del mediocampista uruguayo en el conjunto brasileño, quien arrastraba una suspensión desde 2015 cuando jugaba por River Plate, podría darle por secretaría el triunfo a los argentinos por 3-0, dejando en nada el empate sin goles que se dio en la cancha de Avellaneda.

Sin embargo, la historia podría haber dado un vuelco inesperado en las últimas horas, luego que saliera a la luz que Pedro Pablo Hernández también arrastraba una suspensión por una doble amarilla que recibió cuando defendía a O'Higgins en 2014.

De todas formas, tal como informó Globo Esporte, el conjunto de Avellaneda no arriesga sanción alguna, ya que en el caso del Tucu no existe alineación indebida y es por una clara razón: en caso de ser suspendido por sólo un partido, el tiempo estipulado para su prescripción es de tres años, por lo que, a diferencia de lo de Carlos Sánchez que sucedió en 2015 y que fue por más encuentros, lo que alarga inmediatamente la prescripción a seis años, la sanción ya no es válida.

Además, por si fuera poco, la sanción del volante argentino nacionalizado chileno, al tratarse de una amarilla, fue de sólo un partido, por lo que se habría visto beneficiado por la amnistía que la Conmebol otorgó en 2016, cuando todos los castigos fueron reducidos a la mitad.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo