Ignacio Jeraldino, la gran sorpresa de Rueda para la gira asiática: "Hernán Crespo me decía que le gustaba cómo jugaba"

El delantero de Audax no se esperaba la convocatoria, pero no quiere que sea la única. Con apenas 22 años y una rotura de ligamentos a cuestas, recuerda su paso por el Parma, donde conoció a grandes del fútbol.

Por Juan Ignacio Gardella

Cuando el jueves pasado, Reinaldo Rueda entregó la lista para los amistosos ante Japón y Corea del Sur, un nombre sorprendió más que todos: Ignacio Jeraldino. El delantero de Audax Italiano, que suma seis goles en el Campeonato Nacional, reconoce que tampoco él pensaba que podía estar en la nómina.

La verdad es que no me lo esperaba”, admite el ariete de 22 años, quien cree que su llamado pasa más por el buen momento colectivo de los audinos. “Es más por el grupo, porque estamos haciendo una buena campaña”, complementa.

El formado en Unión San Felipe explica la clave para el excelente pasar de los itálicos, que han ganado cuatro y empatado dos de los siete partidos que llevan en el semestre. “Cuando estamos afuera de la cancha somos todos uno y cuando entramos seguimos así. Somos un equipo competitivo, con mucha presión, yo sé que el compañero de al lado va a quitar la pelota por mí, porque somos muy apegados y unidos”, destaca.

Dentro de esa unión, resalta la dupla que está formando en la ofensiva con el brasileño Sergio Santos, quien también ha manifestado su intención de jugar por la Roja cuando obtenga la nacionalidad. “Con Sergi nos estamos entendiendo bien, es un tipo muy humilde, una persona grata. Tengo mucha confianza con él y le deseo lo mejor, porque se lo merece”, expresa.

“Me gusta cómo juegan Mora y Castillo”

El año pasado, Jeraldino lo pasó mal tras romperse los ligamentos de la rodilla. Aquello fue clave para el buen momento actual.

Todos los partidos son una revancha después de que tuviste una lesión importante, que me tuvo seis meses afuera. De a poco he ido agarrando el ritmo que tenía antes, así que a seguir por el mismo camino”, avisa el atacante, quien expresa lo que significa esta convocatoria. “Es una cosa que uno sueña, estar en la Selección compartiendo con los mejores jugadores de Chile, como Arturo, Gary o Isla”, agrega.

En su posición hay varios que aspiran a ser parte del recambio, a quienes el oriundo de Llay-Llay admira. “En mi puesto me gusta cómo juegan Mora, por cómo gira y remata, y Castillo, por la intensidad que pone. La idea es ir a pelearla, no estar nominado una sola vez y salir, siempre entrenando con humildad y esfuerzo”, advierte.

"Estando afuera hay más chances de ser citado, pero hay que hacer las cosas bien donde sea y eso trae premios”, prosigue. Claro que él ya sabe lo que es jugar en el extranjero.

“¿Qué iba a hacer yo en Italia sin plata?”

Corría el 2014 y Nacho partía al Parma como una de las grandes promesas del fútbol chileno. Sin embargo, al poco tiempo de llegar, todo se derrumbó.

Al principio, cuando me fui, era todo lindo, hasta que supe que el club se iba a la quiebra”, recuerda el ariete. “Yo había firmado por un año, llevaba seis meses y me dijeron que se iba a cuarta división, y que no iban a pagar los sueldos. ¿Qué iba a hacer yo en Italia sin plata? Así que decidí venirme”, añade.

Más allá de lo anterior, esa vivencia lo marcó. “Adquirí muchas cosas, maduré. Fui a hacerme un nombre en el equipo primavera, donde hice goles. Me dirigió Hernán Crespo, pude conocerlo y me enseñó bastante. También conocí a gente como Cassano y Biabiany, y en esta profesión prefieres eso que la plata, así que no fue una mala experiencia”, aclara.

El argentino fue fundamental para que Jeraldino aprovechar esa estadía en suelo italiano. “Es una buena persona y fue un buen ‘9’. Me decía que le gustaba cómo jugaba, que tenía que pensar en el arco y tirar al primer palo, que eso fue lo que él hizo y metió no sé cuántos goles”, cuenta. Fueron 323 tantos en su exitosa carrera, así que hágale caso.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo