El Huaso Álvarez explica su desesperación en el clásico: "Estaba muy nervioso, imposible quedarme tranquilo"

Tras salir lesionado a los 19 minutos, el capitán de la UC vivió con angustia desde el banco el triunfo 1-0 sobre Colo Colo en San Carlos de Apoquindo.

Por Pablo Serey Correa

"Olé, olé, olé, olé… Huaso, Huaso", se escuchó fuerte en San Carlos de Apoquindo cuando a los 19 minutos del clásico entre Universidad Católica y Colo Colo el experimentado Cristián Álvarez tuvo que abandonar la cancha al acusar un fuerte dolor muscular en la pierna izquierda. El partido en cancha duró muy poco para el Huaso, quien salió llorando del campo de juego y luego pasó varios minutos sollozando en el banco de suplentes.

El joven arquero suplente Marcelo Suárez lo intentó calmar al igual que el kinesiólogo Marcelo Vargas, pero la angustia del curicano parecía no acabar. Después el desconsuelo se transformó en desesperación: el capitán cruzado se secó las lágrimas y se transformó en una especie de hincha mezclado con asistente técnico, que desde el borde de la cancha entregaba arengas e indicaciones tácticas a sus compañeros.

"Estaba muy nervioso, imposible quedarme tranquilo, imposible quedarme sentado. Cuando estás en la cancha los nervios se te pasan jugando, pero en la banca es muy distinto", dijo Álvarez al intentar explicar su desesperación en la banca cruzada, la que se fue incrementando sobre el final del partido. "Lo teníamos tan cerca que estaba muy nervioso. Lo bueno es que ganamos", agregó.

El medallista de bronce en Sydney 2000 dejó en claro que la angustia pasó más por la importancia del triunfo en el camino hacia el título del Campeonato Nacional 2018 de parte de la UC más que por las cuentas pendientes del equipo de Las Condes con el Cacique. "En lo que menos pensamos era eso de sacarnos la espina con Colo Colo. Lo que pasa es que en este partido habían muchas ganas de ganar, de seguir en la punta porque sabemos lo que se viene. Sabemos cómo se puede venir y lo importante es seguir ganando", sostuvo.

Por lo mismo destacó que "era muy importante ganar, primero por los puntos y también por el envión anímico que te genera esto. Pero hay que mantener la calma porque son seis partidos los que nos quedan, el próximo (ante Huachipato de visita) va a ser igual de importante como fue éste. Hay que mantener los pies sobre la tierra".

El Huaso Álvarez lideró los festejos del plantel de la UC junto a la hinchada en San Carlos de Apoquindo / Foto: Photosport El Huaso Álvarez lideró los festejos del plantel de la UC junto a la hinchada en San Carlos de Apoquindo / Foto: Photosport

Sobre su temprana lesión ante Colo Colo, el histórico cruzado expresó que "a veces hay que frotarse el carnet, no duré y salí resentido, pero muy importante el triunfo. Me voy feliz por eso". Pese a ello, el Huaso reconoció que su dolencia puede tratarse de un desgarro y por ello ya se da por descartado para visitar a Huachipato. "Seguro me pierdo el otro partido, pero veremos si llego al que viene después (Universidad de Concepción en casa), aunque hay que ver si me ponen de titular, pero al menos estar en condiciones", dijo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo