Desastre con Delfín, hazaña ante Corinthians y un triste adiós: el duro camino de Colo Colo en la Libertadores 2018

El Cacique alcanzó los cuartos de final del torneo continental por primera vez en 21 años, pero su ruta no fue la más cómoda y tuvo caídas feas.

Por El Gráfico Chile

Colo Colo completó una buena Copa Libertadores en 2018, ya que el Cacique pese a quedar fuera ante Palmeiras en los cuartos de final sin dar mayor lucha, puede sacar cuentas alegres de su participación en el máximo torneo continental.

El club más ganador de Chile llegó a la ronda de los ocho mejores después de 21 años, rompiendo un maleficio que parecía no tener fin y que a principios de la fase de grupos parecía una utopía.

Los albos fueron emparejados en el grupo 2 junto con Atlético Nacional de Colombia, Bolívar de Bolivia y Delfín de Ecuador. En teoría, una zona accesible sin brasileños ni argentinos para romper la mufa de no pasar esta etapa, un hecho que no ocurría desde 2007.

Y el inicio fue horrible. Perdió como local ante los colombianos (0-1), sumó un empate en la altura de La Paz ante los bolivianos (1-1) y sufrió una humillante caída ante el humilde elenco ecuatoriano en el Monumental (0-2), un resultado que sentenció el período de Pablo Guede en la banca alba.

Días después, tras ganar el Superclásico a la U, el argentino dejó su cargo tras la salida de Aníbal Mosa de la presidencia de Blanco y Negro en lugar de Gabriel Ruiz-Tagle, pero la verdad es que el papelón ante el modesto elenco de Manta fue el detonante del adiós de Guede, en lo que fue una de las peores derrotas de la historia del club en sus 95 años de historia.

Todo parecía perdido en la Libertadores y con la llegada de Héctor Tapia, el objetivo era terminar la participación internacional de la forma más decorosa posible. Sin embargo, contra todo pronóstico, el equipo se levantó y logró un milagro.

Venció a Delfín en Ecuador (2-1) y revivió en la lucha con goles de Esteban Paredes y Jaime Valdés. Luego derrotó por 2-0 a Bolívar en el Monumental con doblete de Paredes, que de paso rompió el récord de máximo goleador chileno en el máximo torneo continental superando a Chamaco Valdés.

Así, el Cacique se jugó la vida ante Atlético Nacional en la última fecha en Colombia, donde un empate le bastaba para avanzar a octavos y sacarse los fantasmas de las eliminaciones en la última fecha de la etapa grupal de los recientes años. Y así fue, Colo Colo logró igualar sin goles en Medellín y pasó a la ronda de los 16 mejores luego de 11 años como el peor clasificado de todos los que superaron esa ronda.

Tras quitarse esa maldición, los albos se vieron enfrentados a Corinthians en los octavos de final, uno de los rivales más potentes de Sudamérica y que es el actual campeón de Brasil, en lo que parecía una tarea casi imposible para Tapia y compañía.

El equipo llegó con algunos cambios, tras la salida de Octavio Rivero, llegó Lucas Barrios en ataque, volvió Esteban Pavez y ficharon a Damián Pérez. Con Jorge Valdivia a tope, el Cacique dio batalla al Timao y venció por 1-0 en la ida en el Monumental con gol de Carlos Carmona, un resultado perfecto para ir a la revancha a Sao Paulo.

Y en el Arena Corinthians, Colo Colo dio una muestra de carácter y gracias una derrota por 2-1 clasificó a cuartos de final por la regla del gol de visita. Lucas Barrios anotó el tanto que le dio un paso histórico a cuartos, cuando nadie daba un peso por los blancos.

El final del camino lo marcó Palmeiras en la fase de los ocho mejores, el Verdao fue demasiado rival para los albos que llegaron en un pésimo momento de forma y en una racha de derrotas en el medio local que los pilló en el peor instante.

Lo peor de todo es que los de Luiz Felipe Scolari apenas se esforzaron y con un doble 2-0 (mismo resultado en el Monumental y Allianz Parque) le indicó el camino de salida en la Libertadores a los blancos.

En resumen, un camino que tuvo buenas y muy malas, pero donde Colo Colo logró romper su maldición internacional y volvió a gozar del primer mundo continental luego de largos años de ostracismo y momentos negros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo