Columna: Un torneo de miedo

En gran parte por el suculento bono recibido por la venta del CDF, los clubes han protagonizado uno de los mercados de pases más atractivos de los que se tenga recuerdo y no sólo me refiero a los denominados “grandes”, porque los llamados “chicos” no se han quedado atrás.

Por Juan Ignacio Gardella

Así como el Campeonato Nacional 2018 fue “un torneo del miedo”, con equipos que apostaron por hacerse fuertes defensivamente, con muchos partidos para la siesta y con porcentajes de rendimiento y promedios de gol muy bajos, el 2019 asoma totalmente opuesto, por lo menos, en el papel.

En gran parte por el suculento bono recibido por la venta del CDF, los clubes han protagonizado uno de los mercados de pases más atractivos de los que se tenga recuerdo y no sólo me refiero a los denominados “grandes”, porque los llamados “chicos” no se han quedado atrás.

Partiendo por los primeros, Cruzados por fin se metió la mano al bolsillo y al cuadro campeón del año pasado le ha hecho incrustaciones de calidad en puestos clave -a la espera del “9” extranjero-, ganando el gallito en algunas teleseries del verano que antes daba por perdidas, como las de Edson Puch y Jeisson Vargas, y con un DT que ha desplegado una propuesta ofensiva en los amistosos, contraria a la de su antecesor.

Azul Azul, tras el desmembramiento que sufrió, tuvo que apostar por la cantidad y ya lleva una decena de refuerzos que, a priori, deberían rendir, pero hay que tener en cuenta que la mayoría proviene de elencos que no tenían la presión de pelear el título y que tendrán que demostrar que la “U” en el pecho no les queda grande, con un entrenador con poco margen de error luego de armar el plantel a su medida.

Blanco y Negro decidió poner sus fichas en el técnico y parece haberse quedado rezagado en cuanto a incorporaciones -también afectado por la mala suerte en algunos casos-, pero viene picando desde atrás en esta ventana de transferencias y siempre que los jugadores estén dispuestos a someterse al estilo intenso de Mario Salas, Colo Colo debería dar pelea en todos los frentes.

Pasando a los segundos, los conjuntos de regiones se han puesto las pilas como nunca antes, con una Universidad de Concepción que ha contratado futbolistas de jerarquía y que puede dar que hablar en la Libertadores, con un Deportes Antofagasta que potenció una plantilla que viene de dar batalla en el concierto local y con una Unión La Calera que ha dado varios golpes en el mercado.

Claro que el mayor golpe lo dieron los Piratas, sorprendiendo a todos con la llegada de Mauricio Pinilla: ¿Se imaginan lo que va a ser ese U-Coquimbo en el Nacional? ¿Cómo recibirán Los de Abajo a Pinigol?

Tome palco.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo