logo
El Gráfico Chile
 /
El Gráfico Chile 06/04/2021

Escándalo en Argentina: Diego Latorre revela que Boca arregló un partido para perjudicar a River

El ex delantero y actual comentarista entregó detalles de un escandaloso episodio ocurrido en la Copa Libertadores 1991.

Por : El Gráfico Chile

Diego Latorre, ex futbolista y actual comentarista, entregó detalles de uno de los episodios más bochornosos del fútbol argentino. El ex delantero reconoció que cuando era jugador de Boca Juniors, el plantel xeneize ejecutó el arreglo de un partido para perjudicar a River Plate.

El asunto se dio en la fase de grupos de la Copa Libertadores 1991. Boca jugaba en La Bombonera ante Oriente Petrolero y con un triunfo eliminaba a los bolivianos y permitía que River avanzara de fase. Sin embargo el equipo que por ese entonces dirigía el Maestro Tabarez no jugó a ganar.

El partido terminó igualado 0-0, lo que terminó eliminando a River y clasificando tanto a Boca Juniors como a Oriente Petrolero a la siguiente ronda de aquel certamen continental que terminó con Colo Colo como monarca.

Según el relato de Latorre, el asunto se originó tras las presiones lideradas por José Barrita, conocido como el “Abuelo”, histórico líder de la “12”, barra brava de Boca.

“En la semana previa hubo algo con el ‘Abuelo’. Yo no lo sufrí tanto en carne propia porque me llamaba con un tono conciliador. Cada vez que jugábamos contra River o teníamos un clásico, levantaba el teléfono y escuchaba su voz: ‘¡Nene, mirá que el domingo hay que ganar’. Yo tenía 20 años, y le decía que sí”, partió contando Latorre en ESPN.

Latorre continuó con su relato, entregando detalles de las presiones ejercidas por el “Abuelo. “Con un tono intimidatorio nos decía: ‘miren que el viernes hay que dejar afuera a River. Tienen que empatar porque si no se pudre todo’. Ese fue el mensaje. Ese partido ya íbamos condicionados. Yo puedo garantizar que Tabárez no sabía nada de nada. Es más, yo arranqué en el banco. Como el partido estaba trabado, me hizo ingresar para ganarlo”.

“La primera que toqué fue al palo. Yo sabía todo. Y me miraron. Entré para ganar el partido. Vino un compañero y me dijo: ‘Nene, la puta que te parió. Quédate al lado mío, no te muevas porque te voy a cagar a trompadas’. Yo tenía 20 años. ‘Nene, no te muevas’. Veníamos de momentos bravos. La 12 había entrado un par de veces al vestuario. No con armas de fuego, pero sí entraron a apretar. El domingo te pinchaban la rueda o llamaban a tu familia”, prosiguió.