El Gráfico Chile

Juan Leiva: “Todos quieren ver caer a Católica, es lo que he sentido estando acá”

Debutó en Primera en la “U”, donde fue campeón, pero no logró consolidarse. En semana de Clásico Universitario, el ex La Calera reconoce que no ha ofrecido su mejor versión en la UC… Todavía.

Juan Leiva

Juan Leiva está a tres semanas de ser padre por tercera vez, todas mujeres. “Soy chancletero”, bromea el volante de Universidad Católica, tras una tarde ajetreada, luego de exámenes y videollamadas con el doctor.

Ya habiendo cumplido sus deberes como papá, se pone en el rol de futbolista, ése que intenta consolidarse en la “Franja”, en una semana cargada. Los “cruzados” visitan hoy a Antofagasta y el domingo a Universidad de Chile, equipo donde el mediocampista debutó en Primera División.

“No es algo especial”, aclara el chillanejo, quien reconoce que todavía no encuentra su mejor versión en la UC, ésa que ofreció en Unión La Calera. Tampoco el equipo la ha encontrado, pero Juan Leiva retruca: “Hacen parecer como si estuviéramos pésimo, pero ves la tabla y vamos arriba igual”.

¿Qué sabor de boca les dejó la Libertadores? ¿Pensaban que podían llegar más lejos?

—El primer objetivo del club y de nosotros era pasar la zona de grupos, lo que Católica no hacía hace mucho tiempo. Cumpliéndolo, se abrió el apetito de seguir avanzando. En el partido en San Carlos contra Palmeiras sentimos que pudimos hacer algo más, porque fuimos superiores, y nos cobraron un penal que no fue. Si de locales hubiera sido de otra manera, podríamos haber pasado. Nos quedamos con gusto a poco.

Ahora, con el campeonato nomás, ¿la idea es escaparse en la punta?

—Sí, el gran objetivo es el tetracampeonato, sería hermoso. A eso vine yo a Católica, es un sueño ser campeón acá, Dios quiera que se dé. Queríamos seguir avanzando en la Libertadores y en la Copa Chile, pero no se pudo, así que ahora a enfocarnos 100 por ciento en el campeonato.

¿Cómo considera Juan Leiva que lo ha hecho en estos primeros meses en la Católica?

—Entre la adaptación, entender al técnico y a mis compañeros nuevos, no es 100 por ciento lo que yo quiero. Me hubiera gustado ser titular indiscutido, pero es un plantel más amplio y de calidad. También me hubiese encantado hacer un par de goles y tener más protagonismo, pero he jugado bastantes partidos y he sumado experiencia, y me quedo con eso. Estoy muy contento en el club y espero ir mejorando. Todavía me falta sacar mi mejor versión.

¿Qué te ha faltado para ser ese Juan Leiva que manejaba al equipo en La Calera?

—Tú lo has dicho, manejar al equipo, acá es diferente. En Calera quizá jugaban más para mí, tenía más libertades y venía sumando partidos, lo que aquí me ha costado, porque juego, después no, entro y salgo. No lo digo en mala, pero obviamente cuesta agarrar ritmo y sentirse un jugador con confianza plena. En mi club anterior jugábamos más libres, cambiando posiciones, acá la idea del técnico es más posicional.

¿Cómo te llevas con los demás volantes?

—Es una competencia sana, nos llevamos bien como compañeros y nos respetamos. No puedo decir que son los más amigos que tengo, porque sería mentir, pero trabajamos con sinceridad y lealtad, para que juegue el que esté mejor preparado.

¿A cuál te sientes más parecido por tus características?

—No me veo como ninguno de los demás. Mi estilo de juego es diferente, eso es lo que tenemos en el equipo. Quizá yo corro un poco más sin balón, hay compañeros que son mucho mejores técnicamente que yo, y otros tienen mejor pegada. Los admiro a todos y trato de sacar cosas de cada uno, para ser un jugador más completo.

A propósito de que se viene el Clásico Universitario, fuiste campeón con la “U” y jugaste bastante en ese torneo, ¿qué te faltó para consagrarte?

—Fue una experiencia de vida donde aprendí harto. En la “U” debuté en Primera División, porque venía de Deportes Concepción en la “B”, y es un club al que obviamente le estoy agradecido. Sobre lo que me faltó, igual fue complicado, porque tuve tres técnicos en un año y te cuesta agarrarles la mano para que te consideren 100 por ciento. Con el “Becca” jugaba de enganche o como extremo por la izquierda, con Castañeda de delantero y con Hoyos, como contención o lateral izquierdo, era comodín. Lo tomo como un aprendizaje y hoy soy más jugador gracias a todo eso.

¿Te pasa algo ahora que toca clásico?

—Los clásicos siempre son importantes, desde el lado que estés, pero en realidad no es algo especial. Estoy en Católica y me debo a ella, le quiero ganar a la “U”, a Antofagasta y al que venga para lograr el objetivo.

Me hablabas de algunos técnicos que has tenido, ¿qué entrenador te ha marcado más?

—He tenido muchos técnicos, pero los dos mejores han sido Meneghini y Vojvoda. Juan Pablo es el primero, como persona y por lo que me enseñó futbolísticamente, él pudo sacar mi mejor versión. “Paqui” es el segundo, porque aprendí mucho con su forma de trabajo, es un tipo que, para la corta edad que tiene, sabe muchísimo y te entrega harto material, y me hizo transformar en el jugador que soy hoy.

Me decías que te costó entender la idea de Poyet. ¿Sientes que ya la entendieron o todavía están en eso?

—Mira, yo hablo por mí. Algunas cosas me han costado, por un tema posicional, porque en Calera venía de jugar más libre y suelto. Pero como equipo, a mi parecer, hemos andado bien. Lo de la Copa Chile fue doloroso, pero logramos la clasificación en la Libertadores y en el campeonato estamos arriba. Para dar una determinación de un técnico, hay que esperar a fin de año.

¿Sientes que el hincha todavía no está feliz con su idea?

—Mira, la verdad es que yo a los hinchas los respeto, pero estamos en diferentes áreas y yo, como jugador, no puedo opinar algo así. Uno intenta dar lo mejor, me entrego al 100 por ciento y te puedo asegurar que tanto mis compañeros como el cuerpo técnico hacen lo mismo. Hace un par de semanas parece que éramos los peores y ahora estamos arriba. Esperemos a fin de año para hacer el balance.

El “Pipe” Gutiérrez, esta semana en conferencia, dijo que estaba cansado de tanta crítica. ¿Te pasa algo parecido?

—Eso es lo que he sentido estando acá. No sé si será porque el equipo viene de ser tricampeón, porque acabo de llegar, pero como que todos quieren ver caer a Católica, tiene que perder sí o sí. Si gana, igual le buscan lo malo, el detalle, y eso es molesto. Yo no soy de ver mucha prensa, pero uno a veces se siente perjudicado con esas cosas. Hacen parecer como si estuviéramos pésimo, pero ves la tabla y vamos arriba igual.

¿El siguiente paso en la carrera de Juan Leiva es dar el salto para afuera?

—La verdad es que sí, nunca he mentido con eso. Vine a eso a Católica, porque en Calera estaba muy bien, pero necesitaba dar ese salto a un equipo más importante, para tratar de consolidarme y pronto dar ese paso al extranjero, que es lo que quiere todo jugador.

Tags

Lo Último


Te recomendamos